Publicado el 09/04/2018 - 12:25 Hs.

Franco Armani ya se prueba el traje de la selección: "Sueño con el llamado de Sampaoli"

El arquero de River fue la figura en la victoria ante Racing y se ilusiona con llegar a la selección Argentina.

"Borombombom, Borombombom, para Lautaro, la Selección". Racing y River recién ingresaban al terreno de juego y el público en el Cilindro de Avellaneda hizo saber su deseo: la convocatoria del número 10 para jugar el Mundial de Rusia. En uno de los palcos centrales de la Platea A, el técnico de la Selección Argentina, Jorge Sampaoli, observó el partido que el Millonario le ganó a la Academia. Pero los flashes no se los llevó el joven delantero que ya estuvo presente en la última gira, sino Franco Armani, la indiscutible figura del encuentro y el principal responsable del triunfo.

 

Mientras Sampaoli miraba con atención, se comía las uñas, charlaba con allegados y recibía gritos de los fanáticos cada vez que Martínez tocaba el balón, la televisión lo enfocaba a cada atajada de Armani. A los 31 años, el arquero, seguido por el DT nacional, llegó a Núñez con dos objetivos a corto plazo: coronar su primer semestre con un título (lo logró al ganarle la Supercopa a Boca) y destacarse para ganarse un boleto al Mundial, el gran sueño de su vida y uno de los motivos por los que eligió dejar atrás siete años en Atlético Nacional de Colombia, club en el que es ídolo absoluto y el máximo ganador con 13 títulos. "Sueño con el llamado de Sampaoli, con poder estar en la Selección", dijo al término del partido.

Ayer, en el 2-0 con goles de Borré y Palacios, una nueva actuación soberbia volvió a confirmar que para el equipo de Marcelo Gallardo quedaron muy lejos los problemas y las dudas en el puesto. Con él, ya nadie está pendiente de qué sucede en el arco, tal como ocurrió durante el segundo semestre de 2016 y todo 2017 cuando Augusto Batalla, Germán Lux y Enrique Bologna rotaron sin poder consolidarse.

"Esto es día a día. Cada partido que juego, debo demostrar por qué estoy en River, que era un sueño de hace años. Mi desafío era venir y demostrar, porque me fui jugando en el ascenso y no tuve la posibilidad en primera. Debo seguir en un buen nivel", comentó Armani, quien antes de emigrar en 2010 a Colombia jugó únicamente en Ferro y Deportivo Merlo.

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en