Publicado el 12/04/2018 - 12:27 Hs.

Pergamino: Detuvieron a un pergaminense por lavado de dinero y estafa, la más grande de la historia argentina

Detuvieron a Alejandro Miguel Carozzino, el pergaminense involucrado en la mayor estafa de la historia argentina. Es uno de los socios de Enrique Juan Blaksley Señorans “el Madoff argentino”.

El fraude supera los 550 millones de pesos y afectó a más de 2.000 ahorristas. La jueza le imputa al pergaminense haber formado parte de “una organización que estaba liderada por blaksley, destinada a captar sumas de dinero de distintos ahorristas/inversores, mediante la suscripción de contratos ofreciendo para ello tasas muy superiores a las del mercado”. Los delitos que se les imputan a los involucrados son estafa, captación de ahorro del público no autorizada agravada, lavado de activos de origen delictivo y asociación ilícita.

El empresario Enrique Juan Blaksley Señorans fue apresado durante un allanamiento en su casa del Pacheco Golf Club y quedó a disposición de la jueza federal María Romilda Servini, quien también ordenó la detención de sus socios, entre los que se encuentra el pergaminense Alejandro Miguel Carozzino de 38 años de edad.

Blaksley, apodado el “Madoff argentino”, fue detenido en un country de la localidad bonaerense de General Pacheco mientras que Carozzino fue encontrado en su oficina de Bartolomé Mitre al 2600, ambos están acusados de concretar una megaestafa calculada en 550 millones de pesos a más de dos mil ahorristas de todo el país, mediante la suscripción de contratos de inversión a tasas muy superiores a las del mercado. En la causa figuran 14 imputados más aunque la jueza ordenó solo dos capturas más: la de Federico Dolinkue (señalado como un tercer socio) y la cuñada de Blaksley, Verónica Inés Vega.

El apodo de los investigadores, el “Madoff argentino”, responde al caso de Bernard Madoff, el financista de Wall Street condenado en 2009 a 150 años de prisión por un fraude de 65 mil millones de dólares 

La Policía detuvo Alejandro Miguel Carozzino en el barrio de Balvanera en el marco de 38 allanamientos ordenados por la fiscal federal María Alejandra Mángano y sus pares de la Procelac (La Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos) Gabriel Pérez Barberá y María Laura Roteta. El pergaminense fue trasladado en el día de ayer a Comodoro Py para prestar declaración.

Según información a la que se pudo acceder, Alejandro Miguel Carozzino era uno de los principales encargados de conseguir el financiamiento para la reconocida empresa Hope Funds S.A., pero además su nombre figura en la causa de los Panamá Papers como representante del “Madoff Argentino” Blaksley ante Mossak Fonseca.

¿Qué es Mossak Fonseca? Un bufete de abogados y consultores de empresas que brindaban los servicios de fundar y establecer compañías en un paraíso fiscal de modo tal que cumplieses con el objetivo primario de ocultar la identidad de los propietarios generando uno de los mayores casos de la historia de ocultamiento de propiedades, activos, ganancias y evasión tributaria en los que se vieron involucrados jefes de estado y de gobierno, líderes de la política mundial, y personalidades de las finanzas, negocios, deportes y el arte.

Según los Panama Paperes, el pergaminense Carozzino formaba parte junto a Blaksley y sus socios (en distintas combinaciones, juntos o por separados) de un complejo entramado de empresas radicadas en paraisos fiscales, incluyendo al menos 21 en Panamá, cinco en las Islas Vírgenes Británicas y dos en Singapur.

La estafa maestra

De acuerdo a los investigadores, Blaksley Señorans y sus socios engañó a miles de inversores a través del “esquema Ponzi”, el mismo que empleaba Madoff: las víctimas depositan su dinero y, poco tiempo después, las ganancias comienzan a llegar, pero esa suma en realidad es lo que depositan otros ahorristas con la misma esperanza de generar mayores ingresos. El fraude llega a su fin cuando terminan siendo más los que quieren retirar fondos que aquellos que invierten: todo se desmorona, y el estafador cae.

La Justicia estimó que el empresario y sus socios pudieron captar fondos por $ 550.678.556,66. La mayor parte fue a través de contratos entre los ahorristas y las empresas Hope Funds S.A. o Marketsite LTD.

Según la investigación que llevaron adelante los fiscales, para atraer a los ahorristas Blaksley, a través de su empresa Hope Funds, “desplegaba distintas actividades engañosas, que consistían en diversas participaciones en emprendimientos y marcas de renombre”.

Además, desarrolló “una elaborada campaña de marketing para la cual se desembolsaron gastos millonarios a fin de que Hope Funds fuera sponsor de distintos eventos como el partido entre Roger Federer y Juan Martín del Potro”.

De este modo, Blaksley se presentaba como un exitoso hombre de negocios, lo que generaba confianza en los ahorristas.

“Las víctimas son personas de clase media. Ahorristas, inversores y hay una faz que está en proceso de investigación sobre un posible lavado. No descartamos que algunos supuestos inversores sean prestanombres que ocultan ganancias no declaradas por la empresa. De hecho, la AFIP lo planteó como una hipótesis”, dijo un investigador al diario Clarín.

El vínculo con Angelici

El titular de Hope Funds también se asoció a Daniel Angelici, presidente del Club Boca Juniors y estrecho colaborador del hoy presidente Mauricio Macri, para hacer negocios con la marca Boca Juniors. En una entrevista con el diario La Nación en mayo del 2012, el propio Blaksley reveló el vínculo comercial que los unía: “También somos dueños del merchandising de Boca Juniors [todo menos la camiseta y la estática], y la licencia de escuelas de fútbol. La cultura y el entretenimiento me cubren de cualquier avatar local” dijo entonces el “dueño” de Hope Funds, título con el que Blaksley figura en la página web de la firma.

El relato de una víctima

“Yo entré en la firmaHope Fundsen el 2014 a través de un conocido que ya invertía hace dos años ahí. Enrique te presentaba una empresa que tenía muchas puntas: la inmobiliaria, de negocios y de emprendimientos deportivos. Además, vendía seguros de vida de Zurich”, relató María Ponzio, una de las damnificadas. Como ella, se calcula que el financista estafó a otros 2 mil ahorristas.

En diálogo con TN, Ponzio recordó que la primera vez que llegó a la empresa de Blaksley le aconsejaron hacer una inversión en dólares a largo plazo. “Si dejabas tu dinero por 6 años, el interés era solo de un 12%”, precisó. Además, dijo que le llamó la atención que después de depositar la plata, le ofrecieron trabajar con ellos.“Era para atraer a conocidos a que inviertan en la empresa”, explicó.

De acuerdo a la víctima, Blaksley era una persona seductora, que tenía contactos con famosos mundiales, como Roger Federer, Lionel Messi, Usain Bolt o las hermanas Serena y Venus Williams.“Eso te daba una sensación de confianza y te entusiasma a dejar la plata. Durante mucho tiempo me culpé y me avergoncé por esto”, relató.

Los problemas con la empresa comenzaron una vez que Ponzio intentó sacar todo el dinero que había dejado en la firma porque necesitaba construir su casa. “Me decían que me quedara más tiempo, pero como el retiro de la plata no era fluido, empecé a hablar con mis abogados”, indicó.

La investigación avanza a paso firme, y de ser juzgados, Blaksley, el pergaminense Carozzino y sus demás socios podrían recibir penas de más de 30 años de prisión.

Fuente:Primera Plana

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad