Publicado el 12/01/2018 - 07:00 Hs.

Pergamino: Grabó a la niñera maltratando a su hija y la denuncio

Analía Venecia contrató hace 6 meses a una niñera para su hija, hace poco más de una semana un llanto inusual de la menor la puso en estado de alerta y decidió colocar una cámara oculta “algo en mí me dijo que yo tenía que filmar para saber que le pasaba a mi nena”.

La grabación que descubrió esa noche la devastó. Hoy se encuentra bajo tratamiento psicológico y psiquiátrico y su hija Carolina de tres años bajo la supervisión de un psicólogo infantil. En diálogo con el portal PRIMERA PLANA, Analía decidió contar su experiencia “para que esta chica no cuide a ningún nene más en Pergamino”.

“Desde que nació mi bebé pensé que estábamos siendo las más felices del mundo. Pero no. Desde el martes (2 de Enero) me enteré que su niñera Isabella la maltrataba. Puse una camarita antes de irme a trabajar porque mi nena tuvo una noche de angustia, lo que los especialistas llaman terror nocturno. Y esa misma noche vi el maltrato que mi hija recibía”. Así comienza el relato de Analía Venecia en su cuenta de Facebook cuando hace unos días decidió hacer pública la denuncia: “yo odio los escraches pero quiero evitarle el mismo dolor a alguna madre que pueda contratarla en el futuro, porque ella trabaja de esto”  relató en la tranquilidad de su hogar para poder contar su historia y mostrarle al cronista de este diario el video en cuestión. “No hago público el video porque siento que es seguir exponiendo a mi hija, pero ya está en la Fiscalía y quería que ustedes lo vieran”.

Al día siguiente de ver el video y luego de una revisación médica, Venecia radicó la denuncia ante la Fiscalía Nº 6 a cargo de la doctora Patricia Fernández y el instructor Ignacio Bo. Por el momento la causa está caratulada como averiguación de ilícito contra la niñera de 19 años de edad.

“Mi hija iba a la Guardería Rayuela a la mañana y a la tarde, pero en invierno me pareció mejor dejarla en casa por el frío y que se despierte cómoda en su casa y sin despertador, sabía que iba a necesitar una niñera y por ende iba a gastar más, pero me parecía que lo valía” comenzó su relato Analía ante PRIMERA PLANA y continuó “publiqué en Facebook si alguien conocía a alguna niñera y una chica que conozco me recomendó a su cuñada, me dijo que hacía tiempo que trabajaba con chicos y cuando me la nombró era mi vecina, así que me cerraba por todos lados”

“Otros padres la han invitado a sus casas para jugar y yo siempre he sido muy miedosa, y al final tenía al enemigo en mi casa”

Luego de algunos días de ir por periodos cortos a la casa para entrar en confianza con la pequeña Carolina, finalmente el 14 de Junio de 2017 la niñera comenzó a trabajar formalmente en la casa: “Le di todas las comodidades, hasta le preguntaba que le gustaba desayunar para comprárselo y dejárselo preparado para que esté a gusto, yo solo quería que mi hija esté bien cuidada” recuerda Analía en el primer tramo donde la angustia se le hace visible.

La rutina era la misma todos los días. Carolina se despertaba, la niñera le avisaba a la madre por Whatsapp y Analía consultaba si estaba todo bien. Ese era el procedimiento habitual desde hacía seis meses: “Nunca me mencionó ningún altercado o mal comportamiento de mi nena. Todo lo manejábamos así por Whatsapp porque cuando yo llegaba ella no se quedaba ni cinco minutos para pasarme el parte de la mañana”. (Pergamino Verdad)

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad