Publicado el 09/11/2018 - 06:00 Hs.

¿Qué tengo que hacer si mi móvil cae en una pileta?

La tecnología ha mejorado la calidad de vida de muchas personas y constantemente está en evolución. Por su parte, los móviles se han vueltos muy esenciales en la vida de todos, ya que prácticamente los llevamos a todas partes.

Es increíble que hasta a las piscinas o playas llevamos los terminales para compartir viajes en redes sociales o para comunicarnos. Pero ¿Qué pasa si por accidente se nos cae en una piscina?

Es cierto que hay móviles resistentes, pero también hay móviles que no cuentan con certificación IP6X y por ende, no son resistentes al agua o salpicaduras. El primer pensamiento que nos cruza la mente es que se ha dañado el móvil, pero hay algunos consejos que podemos seguir antes de dar todo por perdido. Lo primero que tienes que hacer es mantener la calma y sacarlo del agua lo más rápido posible. Cuanto más rápido lo hagamos, mejor, ya que estamos hablando de un aparato electrónico que tiene muchos circuitos.

Consejos que tienes que hacer al sacar el móvil de la piscina

Tienes que ser como un socorrista y poner todas tus energías para salvarle la vida a tu dispositivo móvil:

Lo primero que tienes que hacer es apagarlo para que no ocurra un cortocircuito, con mucho cuidado para que no entre agua en los botones físicos.

Lo ideal es que desmontes el móvil para limpiarlo por dentro, pero seguro que no tendrás las herramientas necesarias en la piscina, por lo que es mejor dejarlo a los expertos en la materia.

Tienes que sacar las tarjetas SIM o microSD para proceder a ponerlas en un lugar seco o en papel absorbente.

Tienes que secar el móvil con mucho cuidado de no moverlo mucho o de presionarlo bruscamente para que no le entre agua.

Puedes usar la aspiradora portátil para sacarle el agua de las ranuras pero a una determinada distancia. Por otra parte, no vayas a encender el móvil aún, aunque creas que ya no tiene agua. Ojo, no vayas a usar un secador de cabello porque el aire caliente puede empeorar las cosas o enviar el agua a lugares inaccesibles.

El truco del arroz es muy usado y la verdad, es que funciona de maravilla. Lo único que tienes que hacer es meter el móvil en un recipiente de arroz y luego cerrarlo. El arroz, al ser un cereal, tiene la capacidad de absorber la humedad que hay. El tiempo que nosotros recomendamos para dejar el móvil es de 24 horas, aunque si puedes dejarlo un poco más, sería perfecto. Una vez pasado el tiempo, debes comprobar que está seco y luego proceder a encenderlo.

En el caso de que el móvil no funcione, no te preocupes que aún hay un último truco que podemos hacer. Puedes llevarlo a algún técnico y ser completamente franco, ya que ellos se darán cuenta que lo has mojado y no quieres quedar como un mentiroso. Recuerda que los móviles tienen en su interior un LCI (indicador de contacto con líquidos) que cambia de color cuando lo mojamos.

La recomendación de oro es que tengas mucho cuidado a la hora de ir a una piscina y mantén siempre tú móvil guardado en una mochila o en un lugar seguro. Y por favor, no te desesperes, que hemos conocido a muchas personas que han recuperado su móvil luego de meterlo en arroz

Escrito por: Santiago Girolami

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en