Publicado el 12/06/2018 - 07:00 Hs.

Rusia 2018, el Mundial más vigilado: ¿cómo sera la seguridad?

La ‘Fan ID’ identificará a todos los espectadores que hayan comprado una entrada para ver un partido

Tras los violentos enfrentamientos entre “hooligans” rusos e ingleses en la Eurocopa de Francia 2016, Rusia ha estado tomando estrictas medidas para combatir la violencia ultra en los preparativos del Mundial de fútbol.

A más de 400 hinchas violentos conocidos se les ha prohibido acudir a los partidos, según una lista publicada por el Ministerio del Interior. Además, todo aquel que haya comprado una entrada debe adquirir también una tarjeta de identificación personal para ingresar a los estadios, conocida como “Fan ID”. La entrada al estadio le puede ser impedida si surge algún tipo de sospecha.

Unos de los líderes de los ultras rusos dijo que a unas mil personas que habían comprado entradas se les impidió ingresar a los partidos en la Copa Confederaciones del año pasado, que Rusia albergó como un ensayo del Mundial.

”Mi identificación y las de unas mil personas fueron invalidadas, incluso aunque ningún tribunal haya dictaminado nada al respecto”, explicó a dpa Alexander Shprygin, que lidera la Unión de Hinchas Rusos.

”Ahora justo antes del Mundial, la policía está realizando un trabajo especial de cara a los hinchas. No pasan por alto ni una violación a una norma en un estadio”, señaló Shprygin.

”Creo que no habrá ninguna pelea porque la policía intervendrá inmediatamente”, añadió. “La Copa del Mundo en Rusia será una de las más seguras en la historia del torneo”.

Tras los enfrentamientos en Francia, Rusia endureció sus leyes contra los hinchas violentos. Incluso los simpatizantes que causen el menor disturbio durante un partido pueden ir a parar a la cárcel.

En un gesto de resarcimiento, los hinchas del Manchester United fueron recibidos muy cordialmente en febrero de 2017 en la ciudad de Rostov del Don, en el sur de Rusia. Los acomodadores de aquel partido de la Liga Europa les ofrecieron incluso mantas.

Fue el primero de una serie de eventos en los que se recibió con amabilidad a los simpatizantes, con el fin de presentar a Rusia como un anfitrión cordial.

Rusia asignó 11.000 millones de dólares a los preparativos del Mundial. El torneo es promocionado como una oportunidad de impulsar el turismo en los años venideros, ya que serán miles las personas que visitarán el país en las próximas semanas.

http://www.lavanguardia.com

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en