Publicado el 06/06/2018 - 07:00 Hs.

San Nicolás: Reclamo de camioneros pone en jaque la limpieza de la cuidad

El gremio que a nivel regional conduce Maximiliano Cabaleyro adoptó una de las medidas anunciadas a este medio: paros sorpresivos. De esta manera, los trabajadores del ENTRE y Dohm trabajaron sólo medio turno, lo cual afectó la recolección y el barrido de las calles.

Tal como el titular de la Regional San Nicolás-San Pedro del gremio de Camioneros le había adelantado a EL NORTE, “vamos a poner en práctica paros sorpresivos”, había dicho Maximiliano Cabaleyro, en el marco de la discusión que el gremio lleva a cabo con las empresas por aumento salarial. La primera de las medidas bajo esta modalidad se puso en práctica en la noche del domingo, cuando el gremio le comunicó a las autoridades del ENTRE. En rigor, el cuerpo de delegados de Camioneros informó a las 20:30 del domingo que llevarían a cabo asambleas con los trabajadores en el lugar de trabajo, con lo cual no se procedió a la recolección de los residuos domiciliarios durante las primeras horas del lunes. La medida afectó también al servicio de barrido y limpieza que realizan los empleados de Dohm en virtud de que esos trabajadores también están representados por el gremio de Camioneros. Así, la ciudad amaneció ayer con las calles sucias y los las bolsas de residuos sin recoger, un escenario que empezó a normalizarse en la zona céntrica una vez que concluyeron las asambleas. En el caso de los trabajadores del ENTRE, sólo trabajaron media jornada mientras que las otras cuatro horas fueron destinadas a las reuniones de delegados y afiliados.

Los trabajadores del turno mañana procedieron a instrumentar la misma modalidad de protesta, con lo cual el servicio funcionó parcialmente a lo largo de toda la jornada. Los sectores más afectados fueron los barrios periféricos ya que en algunos sectores no alcanzó el tiempo físico para proceder a la recolección de residuos domiciliarios. La medida alcanzó también al personal abocado al complejo ambiental en el  cual se procesan los residuos recolectados.

“Al tratarse de paros sorpresivos, no sabemos cuándo se instrumentará una nueva medida de fuerza. Este escenario complica cualquier esquema que podamos implementar en la prestación del servicio”, le confió a este medio el gerente de la empresa ENTRE S.A., Gerardo Di Giácomo.

“Esta modalidad de protesta no sólo nos impide prever un esquema certero en cuanto a la prestación del servicio sino que tampoco nos perite dar avisa a la comunidad de no sacar los residuos a la calle. A nosotros nos comunican la medida poco antes del inicio de las tareas habituales de recolección de residuos”, añadió Di Giácomo.

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad