Publicado el 07/09/2017 - 07:00 Hs.

San Nicolás: A una mujer le rompieron el tabique y el pómulo de un piedrazo

Un grupo de jóvenes, en plena discusión por la desaparición de un celular, comenzaron a agredirse. En medio de la reyerta apareció la madre de uno de los chicos y recibió un cascotazo en la cara que le rompió el tabique y el pómulo. Además robaron el teléfono de su hija.

En una semana donde la violencia tuvo su pico en la ciudad con muertes y denuncias múltiples, un nuevo hecho ocurrido durante el fin de semana se dio a conocer de parte del hijo de la victima, que comenzó a publicar en las redes sociales las fotos de como había quedado su madre. 

Por lo que se pudo saber se trató de un confuso episodio ocurrido en pleno barrio California donde un grupo de jóvenes comenzó a acusar a un muchacho de haberle robado el celular. 

En cierto momento, cuando los gritos y las agresiones eran notorias, salió la madre del joven acusado a ver qué es lo que sucedía e interceder para calmar las aguas, cuando un sujeto se le puso enfrente y tomando un cascote se lo arrojó en la cara lastimándola severamente. 

La mujer fue trasladada de urgencia al hospital San Felipe donde perdió el conocimiento. 

La víctima presenta fracturas de tabique y el pómulo por lo que deberá ser intervenida quirúrgicamente.

 

Acusaciones

En diálogo con EL NORTE, Gastón, hijo de la señora agredida, contó su versión de los hechos: “Yo estaba por ir a un boliche. Al costado de mi casa había unos pibes que estaban de temprano tomando cerveza y vienen a decirme si yo había encontrado un celular, les dije que no y se fueron. A la hora volvieron y me dijeron que yo entré a la casa y les saqué un teléfono y nada que ver. Ahí se arma quilombo y me quieren empezar a pegar con unos amigos”, explicó el joven. 

Los gritos de la pelea hicieron que la madre del chico, Lidia, saliera a ver qué es lo que sucedía. “Entre los gritos sale mi mamá y uno de gorrita negra le da con un cascote en la cara y se van corriendo. Cuando vino la policía los agarró y resulta  que el celular lo tenía uno de los amigos de ellos, se robaron entre  sí. Ahora mi mamá va a hacer la denuncia porque quedó muy mal. Mañana (por hoy) la operan”, explicó Gastón.

 

La victima

EL NORTE también habló con Lidia, la mujer agredida, que tiene la cara rota y mucho dolor. 

“Ellos decían que mi hijo les había robado un celular. La verdad mucho no me acuerdo, solo cuando me pegó el piedrazo el pibe. Yo tenía a mi hijo de siete años atrás y me doy vuelta para  agarrarlo, cuando giro lo veo al chico que me pega con un piedrazo en la cara. Entré corriendo a llamar a la policía y de ahí no me acuerdo que pasó. Cuando me recupero me veo en el hospital, estaba confundida, pensé que estaba por un accidente que tuve años atrás”, explicó la víctima a EL NORTE.

El rostro de Lidia refleja la violencia del ataque: “Tengo destrozados los huesos maxilares de la cara, los huesos de la nariz, me destrozaron el tabique. Me dijeron que estuvieron detenidos un rato porque se robaron los celulares entre ellos pero por lo mío no hay nadie. A mi hija de trece años  también le pegaron unas pibas y le sacaron el teléfono. Yo fui a ver si estaba en la comisaría y me dijeron que lo mío figuraba como lesiones leves y por eso no había detenidos. Yo conozco a los que me agredieron, nunca tuve problemas con ellos. Son vecinos de acá la vuelta y de barrio Trípoli. La verdad es que por suerte el barrio estaba tranquilo, pero a este chico el papá lo dejo solo y empezó a venir mala junta que toman alcohol de temprano”, comentó la mujer.- (Diario El Norte)

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad