Publicado el 15/05/2018 - 19:18 Hs.

San Pedro: Le pagaron la deuda que tenía en la Coopser a la joven que se metió con su auto en la oficina

Cerca del mediodía el padre de sus hijos se acercó a las oficinas de la Cooperativa Eléctrica y abonó los meses que adeudaba. Luego del daño ocasionado y amenazas que profirió a las empleadas, fue derivada por la policía a la comisaría, debió someterse a controles médicos. Le iniciaron una causa por daños y luego fue liberada, donde se fue para su casa.

Un episodio que no tiene antecedentes, se produjo hoy en las oficinas de la Cooperativa de Servicios Eléctricos, con una joven que temprano fue a reclamar por el corte de luz, con una actitud sorpresiva.

"El reclamo puntual no sabíamos desde un principio, porque lo único que hacía era insultar, pero cuando logré filtrar que era lo que estaba pasando, es que justamente la habían cortado el servicio eléctrico desde acá de la Cooperativa. Se había enviado la suspensión por la factura de marzo", relató Belén a NORTE BONAERENSE. Y añadió: "La saque por la dirección en realidad, le dije el apellido del medidor, me dijo que no era la titular,  sino la inquilina". Enseguida contó que ante la situación de agresión que se daba, cuando le acerco el recibo atina a darme una trompada." De acuerdo a lo informado, no aparecían pagos registrados y tampoco reclamos.

Por su parte, otra empleada Grisela, agregó:" Siempre quisimos calmarla, nos decía que iba a venir con un arma y nos iba a volar la cabeza. Le pedíamos que trajera el comprobante y ella nos decía que no iba a traer nada".

Más tarde se acercó el padre de los hijos de la mujer, pagó sin decir nada, "como que no tenía palabras". "Nos shockeó mucho la situación. Fue algo muy feo, podría haber sido una tragedia porque suele estar gente sentada, chicos".

Luego, aclararon que "nunca se corta el diálogo con la gente, se busca todas las formas para que no se les corte el servicio. Nosotros entendemos a la gente por la situación que están pasando y tratamos siempre de buscarle una solución, remarcaron las empleadas.  La mujer que protagonizó los hechos fue identificada como Mariela Velo, de 30 años, quien se desempeña como auxiliar en el Centro de Educación Física (CEF) N° 14. Le habían cortado la luz y fue a reclamar. Insultó a los empleados, profirió amenazas, se retiró y volvió con su automóvil para incrustarlo en las oficinas. Fue trasladada a la Comisaría en calidad de aprehendida e imputada por el delito de "daños".

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad