Publicado el 02/12/2018 - 19:24 Hs.

Un alumno sufrió lesiones leves al explotar su teléfono celular

La noticia se difundió primero por las redes sociales causando cierta alarma. Luego la propia madre del chico, relató lo sucedido, quitándole dramatismo, pero que pudo haber sido grave.

La mujer contó que su hijo llevaba el teléfono en el bolsillo de su pantalón, cuando notó que el artefacto había tomado calor, por lo que alcanzó a sacarlo y arrojarlo al piso del aula.

Según da cuenta el portal Patagones a Diario, inmediatamente los compañeros del chico le arrojaron agua al celular, lo generó una densa humareda dentro del aula.

“No fue ni por mal uso ni por negligente, sólo lo llevaba en el bolsillo del pantalón como hacen casi todos los varones”, dijo la madre.

Agregó que “por suerte él actuó rápido y sólo sufrió una pequeña quemadura”. “Me asusté como no les puedo explicar, pero lo que si puedo decir por este medio es que prestemos más atención. No llevar pegado a la piel el celu porque sobrecalienta. No dormir con el celu bajo el almohada”, advirtió la mamá del chico accidentado. (InfoGEI)

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad