Publicado el 09/07/2018 - 07:35 Hs.

Un juez revoca la orden de liberación de Lula y exige mantener el encarcelamiento

El magistrado a anulado la ordenación horas después de que otro juez federal dictase la puesta en libertad del expresidente brasileño

Este domingo el Partido de los Trabajadores de Brasil ha celebrado la orden dictada por el juez federal Rogerio Favreto, en la que se pedía la excarcelación “inmediata y de urgencia” del expresidente brasileño, Lula da Silva, en prisión desde el pasado abril. Sin embargo, la alegría ha durado poco. 

Horas después de que se conociese la orden que permitía la puesta en libertad de Lula, otro juez instructor del caso Lava Jato en un tribunal de segunda instancia, ha revocado la orden y ha exigido mantener el encarcelamiento del político acusado de corrupción pasiva y lavado de dinero.

Este domingo el Partido de los Trabajadores de Brasil ha celebrado la orden dictada por el juez federal Rogerio Favreto, en la que se pedía la excarcelación “inmediata y de urgencia” del expresidente brasileño, Lula da Silva, en prisión desde el pasado abril. Sin embargo, la alegría ha durado poco. 

Horas después de que se conociese la orden que permitía la puesta en libertad de Lula, otro juez instructor del caso Lava Jato en un tribunal de segunda instancia, ha revocado la orden y ha exigido mantener el encarcelamiento del político acusado de corrupción pasiva y lavado de dinero. 

"La prisión impide a Lula ejercer sus derechos como precandidato a la presidencia de la República brasileña"

La discusión judicial se remonta a hace cuatro meses, cuando uno de los tres jueces que integran la octava sala del Tribunal Regional Federal, o João Gebran Neto, condenó a Lula a doce años y un mes, contradiciendo así a la decisión previa dictada por el juez Favreto.

Ahora, ha sido el mismo magistrado quien ha revocado el “habeas corpus” concedido este domingo por el tribunal de apelaciones, que ha argumentado que la prisión del expresidente impide ejercer sus derechos como precandidato a la presidencia de la República brasileña, a pesar de que se encuentra virtualmente inhabilitado después de ser condenado en segunda instancia.

En su momento, la imputación del político brasileño provocó manifestaciones en todo el país que incluso intentaron evitar la entrega de Lula atrincherándose en su domicilio. Finalmente, coreado por sus seguidores, el expresidente brasileño se entregó a las autoridades.

Fuente:elpais.es

 

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en

Localidad