Publicado el 16/04/2018 - 16:00 Hs.

Xiaomi lanza un smartphone para juegos, el "Black Shark"

Xiaomi ha presentado un móvil gamer, bajo el nombre de Black Shark, su nueva sub marca. Este Tiburón Negro vendrá para posicionarse como líder en un segmento en el que apenas hay competencia, pero que parece empezar a tornarse bastante atractivo.

Hoy, te contamos todas las características y especificaciones del Xiaomi Black Shark, el primer móvil gamer de la compañía.

Black Shark, características y especificaciones

El Black Shark necesita alimento, y Qualcomm es el mejor para proporcionárselo. El Snapdragon 845 es el procesador escogido para la ocasión, acompañado de dos configuraciones de memoria RAM. La primera, de 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento interno, y la segunda, de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno.

La batería es de 4000mAh, y la pantalla de 5,99 pulgadas con resolución FHD+ y ratio 18:9. Hacen hincapié en una buena calibración del color, bajo el perfil DCI P3, que permitirá una experiencia bastante realista. El terminal dispone de un sistema de refrigeración bastante eficaz, para que el Black Shark no se vea perjudicado tras horas intensas de juego.

El diseño, sinceramente, nos ha encantado. Es bastante similar a un Xiaomi Mi 6, con un lector de huellas en su parte delantera, y un frontal limpio, sin marcos exagerados como en el caso del Razer Phone. La parte trasera, está claramente enfocada al gaming, con un aspecto rugerizado, y un grip que parece estar a la altura del aparato.

A pesar de ser un móvil gamer, han cuidado bastante la cámara. Contamos con un doble sensor de 12+20 megapíxeles, con apertura f/1.7. La cámara delantera es de 20 megapíxeles, con apertura f/2.0. Nos alegra ver que, aunque no sea un móvil de gama alta tradicional, no hayan descuidado este tipo de detalles.

¿Tiene sentido el Black Shark?

Sí, bastante. Los juegos para Android empiezan a ser un tema serio, y es que hemos pasado de los clásicos juegos de partida casual, de 5 minutos, a obras como Fornite o PUBG, que nos pueden llegar a tener 20 minutos en una sola partida. Evidentemente, nuestros terminales sufren bastante cuando les damos este uso tan intensivo, y de aquí nacen los móviles gamer.

La refrigeración es un punto clave, no solo para evitar el desgaste de los componentes, sino por el propio ahorro energético que supone tener una batería fría. Con esto, queremos concluir que el Black Shark parece una muy buena compra, y es que no deja de ser un tope de gama, solo que en este caso, orientado al gaming.

Escrito por: Santiago Girolami

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de sus autores.
Norte Bonaerense se reserva el derecho de administrarlos.

Publicado en