viernes, septiembre 24, 2021
21.4 C
San Pedro

ARECO CAMBIOS Mitre 859 - 3329599080 | Dólar: $ S/C | $ S/C - Euro: $ S/C | $ S/C

1971, el año del rock

Tenés que leer..

Por Ernesto Edwards / Filósofo y periodista @FILOROCKER

“1971” es una docuserie que permite aproximarnos a un período puntual que propició en el mundo occidental un cambio profundo en todo sentido

Quizás resulte innecesario aclararlo, pero por motivos matemáticos -entre otros-, las décadas no comienzan en un año finalizado en cero. En realidad, las décadas van del año uno hasta finalizar al cabo del décimo. Del modo que sea, fue muy significativo para la historia contemporánea el año 1971, justo cuando comenzaban los setentas, recibiendo la carga de todo lo sucedido en el ciclo anterior, cuando los diez años previos marcaron el mundo de una manera decisiva en cuanto a lo ideológico, lo político, lo económico, lo filosófico, lo sociológico y lo artístico. En esos años pasó de todo, aún lo inimaginable. Especialmente en los Estados Unidos y Gran Bretaña: una pesada guerra fría, el comienzo de la interminable confrontación bélica en Vietnam, los misiles de Cuba, The Beatles y los Rolling Stones saliendo a conquistar el mundo desde el Reino Unido, la revolución sexual, los albores del feminismo, el mayo francés, el hippismo como expresión antisistema, Woodstock y las drogas, las luchas por los derechos civiles, y la llegada del hombre a la Luna. No fueron los únicos sucesos, aunque posiblemente los más icónicos a nivel mundial. Y ello sin contar que fue el momento en el que se consolidó lo que hoy entendemos como Posmodernidad. 

Y con ese bagaje, en 1971 comenzaría otro período trascendental. Algo que ha quedado acertadamente registrado en la docuserie “1971” que ofrece Apple+ en su plataforma virtual, a cincuenta años de ocurridos los hechos, de la mano del laureado Asif Kapadia, quien ya ha sido reconocido recientemente con el Oscar al mejor documental por “AMY”. Presentado con el subtítulo “El año que la música cambió todo”, irá recorriendo a lo largo de ocho capítulos la historia contemporánea girando en torno al aporte creativo de destacados músicos y compositores. En este punto será clave tratar de dilucidar si el artista apunta, a través de su producción creativa, a describir la realidad que percibe o, más bien, pretende introducir una modificación en la realidad en la que se desenvuelve, utilizando como herramienta su obra y la influencia que pueda llegar a provocar. Difícil decisión, toda vez que no siempre hubo un acuerdo entre el cronista de su tiempo y el revolucionario. “1971” pivotea sobre la segunda opción. No por nada al comienzo mismo de la serie un muy joven David Bowie afirmará “En 1971 estamos creando el siglo 21”. Y es como si el Duque entendiera de Historia. Y además tuviera un profundo conocimiento de su ambiente, que por esos años exhibía un creciente compromiso personal y activismo político por parte de sus creadores, algunos de los cuales serían auténticos visionarios.

Se sabe que el guión de “1971” se basó en el texto del británico David Hepworth titulado “1971, el año que el rock explotó”. Y las imágenes de inicio marcarán el tono del serial, cuando muestren la recordada masacre de la Kent University, en 1970, teniendo a Neil Young como música de fondo, cantando “Ohio”. Y también el comienzo del fin del gobierno de Richard Nixon, que acabaría con el escándalo de las escuchas de Watergate y su inevitable renuncia a la presidencia, un par de años después. Para ello abundará una impecable selección en cuanto a material de archivo, sumado a un guión claro y preciso, un prolijo trabajo de edición y una musicalización que apela a lo más notable de esos momentos, destacándose “Sticky Fingers” (The Rolling Stones), “Ram” (Paul McCartney), “Who´s Next” (The Who), “Imagine” (John Lennon), “Trafalgar” (Bee Gees), “Revolution Of The Mind” (James Brown), y “The Carpenters” (The Carpenters). Para ello veremos el famosísimo festival de Glastonbury invadido por jóvenes drogados, lo que sería una constante en cuanto al exceso en el consumo de alucinógenos, en la equivocada creencia de que dicha ingesta favorecía la creatividad y les proporcionaba mejor vida. Será allí que también desfilarán los Stones afincados en Francia, y Keith Richards intoxicándose con heroína. También se destaca el proceso judicial a Angela Davis, el apogeo de Muhammad Ali, el crimen de George Jackson y cómo inspiró la inolvidable canción que le compusiera Bob Dylan.

Por supuesto que “1971” no escatimará elogios para la siempre sobrevalorada “Imagine” de John Lennon, una bella e ingenua cancioncita que apelaba a una utopía que terminaría convirtiéndose en un himno, aún hasta nuestros días, en esa clave de antibelicismo que destacaría a Lennon. Para nada casual es que se intercalen imágenes de la construcción de las Torres Gemelas, que culminaría en julio de 1971, que serían inauguradas en la zona sur de Manhattan en 1973, y que luego caerían a poco menos de veinte años después, dando un portazo a la lucha por la paz que pregonaba el beatle John. Pero, claro, el “gran sueño” parecía haber terminado justamente en 1970, con la formalización de la separación de The Beatles. Y todo parecería la parábola del fracaso de esas luchas. 

Desde esta columna, en los últimos cuatro años se viene exponiendo que los Objetos Culturales son aquellas producciones intelectuales que tienen cierta resonancia social, que ocupan un tiempo y un espacio, que pueden reproducirse a voluntad, que no atentan contra la dignidad humana y que son soporte de diferentes lecturas e interpretaciones ulteriores, desde la perspectiva diversa de cada usuario, de cada gozador. Para ello, tendrán destino protagónico todas las obras de arte que, como afirmaba Umberto Eco, hicieron las veces de metáforas epistemológicas de su tiempo. Y en cuanto a ello, los grandes creadores musicales fueron no sólo cronistas sino también profetas. Joni Mitchell y Lou Reed así lo demostraron.

Ahora bien, como afirmaba Dantón en la post revolución francesa de 1789, las revoluciones se comen a sus propios hijos, y ello podrá verse a partir de 1971, cuando los músicos revolucionarios de ayer pasarán a ser la burguesía musical que, al pensar de muchos, traicionaron el ideal libertario de otrora, provocando que todo vuelva a suceder, y que los “viejos” rockeros fueran superados por el movimiento Punk que ya se aproximaba. La dinámica del cambio ya estaba instalada. Y ello queda expuesto en “1971, el año que la música cambió todo”.

FICHA TÉCNICA

“1971, el año en que la música cambió todo” 

(Apple+, 2021) 

Dirige Asif Kapadia

8 capítulos de 50’

Género: documental

Calificación: muy bueno

Últimas noticias

Entre Ríos: choque en cadena e incendio de vehículos

En la provincia de Entre Ríos se produjo un choque en cadena y posterior incendio en la Autovía Artigas....

Más noticias como esta