sábado, octubre 23, 2021
13.8 C
San Pedro

ARECO CAMBIOS Mitre 859 - 3329599080 | Dólar: $ S/C | $ S/C - Euro: $ S/C | $ S/C

«Fue una noche de droga y sexo», revela el chapero que participó en un festín del estrecho colaborador de Salvini

Tenés que leer..

«Fuimos contactados por internet, acordando 4.000 euros. Aquella noche ha destruido mi vida», afirma el joven rumano de 20 años

Ángel Gómez Fuentes

«Fue una noche de sexo y droga. Estábamos tres en la casa de Luca Morisi [brazo derecho de Salvini como jefe de comunicación hasta hace unos días]. Las drogas estaban por todas partes. Tomé tantas que me sentí muy mal. Pensé que me moría. Aquella noche me ha destruido la vida». Esta es la declaración que ha hecho a diversos medios italianos P.R., el prostituto rumano de 20 años, que participó en el festín de la casa de Luca Morisi, cerebro de la poderosa máquina de comunicación del líder de la Liga, viéndose obligado a abandonar el cargo ante un escándalo que afecta particularmente a la Liga y a su líder. Matteo Salvini teme el efecto que el caso Morisi puede tener en las elecciones municipales del 3 y 4 de octubre. Morisi está siendo indagado por la fiscalía de Verona, para establecer, entre otras cosas, la procedencia de la droga consumida durante el festín.

«Aquella noche me sentí mal, huí y avisé a los carabineros», ha confesado el joven rumano desde un pueblo cerca de Bucarest. No deja de ser llamativo que llamara a los carabineros, en lugar de una ambulancia, lo que deja en el aire algún que otro interrogante. Desde su casa familiar ha hecho declaraciones a varios periódicos italianos. A ‘La Stampa’, por ejemplo, ha dicho: «Estoy estresado. Necesito descansar. No puedo dormir, me siento fatal. Pero creo que he abierto los ojos a toda Italia. Volveré pronto para explicar todo». P.R. ha trabajado también como modelo y se anuncia como escort en determinadas páginas web. Lo mismo hace su amigo, con el que contactó Luca Morisi. El gurú de la comunicación de Salvini pactó pagarles 4.000 euros y los dos amigos se trasladaron desde Milán a la casa de Morisi, en Belfiore (Verona), a unos 200 kilómetros de la capital lombarda.

En el festín consumieron cocaína y la droga líquida que está de moda, GHB, conocida como la droga de la violación. «La droga estaba en casa –afirma P.R.- Fue Morisi quien me la ofreció. Me sentó muy mal. Me pareció enloquecer. Era un delirio. Estoy mal y preocupado. Tengo una hija que ahora está conmigo».

Hipocresía y doble vara de medir

Todos los medios italianos están dando gran relieve al escándalo. Consideran que lo hacen no para contar una historia con morbo o por voyerismo. Tampoco por «complot» contra la Liga, como grita Matteo Salvini, en vísperas de unas importantes elecciones municipales. Los medios consideran que es una obligación contar un hecho relevante de un personaje público, el cerebro de comunicación de la Liga y brazo derecho de Salvini. 

Al contar los medios este episodio se ha revelado la hipocresía en la que se ha movido la Liga. Morisi bautizó a su maquinaria de comunicación con el significativo nombre de ‘la Bestia’. Disponía de una treintena de expertos digitales, para seguir las actividades de su líder durante las 24 horas del día, alabando y aplaudiendo todos sus gestos, mientras atacaban «bestialmente» a sus adversarios, resaltando sus debilidades. 

Conocida es la  posición de Salvini sobre la droga. Durante años ha repetido eslóganes de este porte: «Las drogas son una mierda». «No se puede permitir ni una pequeña cantidad». «El que se equivoca paga». Ahora con Morisi se muestra comprensivo, considerándolo «un amigo que ha cometido un error», al tiempo que sostiene que en la vida «es posible equivocarse». A Salvini se le critica de hipocresía y de tener una doble vara de medir.

Gracias a ‘la Bestia’, Salvini tenía 8,2 millones de seguidores en las redes sociales (en Facebook a 4,6 millones de seguidores; 2,2 millones en Instagram y 1,4 millones en Twitter).

Sus mensajes llegaban así prácticamente a todos los electores, gracias a los repetidores digitales. En las elecciones europeas del año 2019, siendo ministro del Interior, obtuvo el 34 por 100 de los votos, un porcentaje que ahora se sitúa en torno al 20%, según las encuestas. Con esta pérdida de consenso, se explica que el caso Morisi se convierta en una pesadilla ante las elecciones municipales.

Fuente:abc.es

Últimas noticias

Escobar: Impresionante incendio de un basural a cielo abierto en Ingeniero Maschwitz

Un incendio de grandes proporciones se desató este jueves a la mañana en un basural a cielo abierto de...

Más noticias como esta