domingo, noviembre 28, 2021
16.6 C
San Pedro

ARECO CAMBIOS Mitre 859 - 3329599080 | Dólar: $ S/C | $ S/C - Euro: $ S/C | $ S/C

Por la pandemia del coronavirus, se consumió más alcohol y hay más pacientes que necesitan trasplantes de hígado

Tenés que leer..

Desde el inicio de la pandemia por el coronavirus y las restricciones para circular en las ciudades para desacelerar la transmisión por el mundo, se advirtió que el consumo de sustancias tóxicas podía aumentar y perjudicar a la salud de las personas. Pero también la pandemia generó situaciones angustia, ansiedad, y depresión, que en algunos casos se asociación con un aumento del consumo excesivo del alcohol. Investigadores en hepatología de la Universidad de Michigan, ahora detectaron que han crecido los registros de personas que sufren hepatitis alcohólica que requieren trasplantes de hígado como tratamiento en los Estados Unidos.

La necesidad de trasplantes de hígado por el consumo excesivo de alcohol se disparó durante la pandemia, según informó el grupo de investigadores en la revista JAMA Network Open. Encontraron que el número de personas que se sometieron a un trasplante de hígado o se pusieron en lista de espera por la hepatitis alcohólica fue un 50% mayor de lo que se preveía según las tendencias previas a la pandemia.

La hepatitis alcohólica es una inflamación del hígado por el consumo de alcohol. Es más probable que ese tipo de hepatitis se presente en personas que beben en abundancia durante muchos años. Sin embargo, no todas esas personas desarrollan hepatitis alcohólica, y la enfermedad también puede presentarse en personas que beben moderadamente.

En la hepatitis alcohólica, la inflamación puede destruir células sanas, y por eso los pacientes pueden requerir un trasplante de hígado para sobrevivir. Suele desarrollarse tras años de consumo excesivo de alcohol, pero también puede diagnosticarse tras un breve período de exceso.

En el nuevo estudio, los investigadores de la Universidad de Michigan compararon el número de nuevas personas que se registraron en la lista de trasplantes de órganos de Estados Unidos entre marzo de 2020 y enero de 2021 con las cifras previstas que se basaban en los datos anteriores a la pandemia. También examinaron los registros nacionales de ventas mensuales de alcohol al por menor entre enero de 2016 y 2021.

Los resultados sugieren una correlación positiva entre el aumento del número de personas en lista de espera para recibir un hígado por donación debido a la hepatitis alcohólica y el aumento de las ventas minoristas de alcohol durante la pandemia.

También esta semana, la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias de los Estados Unidos informó que los adultos habían afirmado que bebían aproximadamente la misma cantidad de alcohol durante la pandemia, al menos en el cuarto trimestre de 2020. Pero las cifras de ventas que recopilaron los investigadores de la Universidad de Michigan indicaron lo contrario. Observaron que las ventas de alcohol aumentaron bruscamente a partir de marzo de 2020 y se mantuvieron aproximadamente en el mismo nivel elevado durante el resto del año.

Entre marzo de 2020 y enero de 2021, los investigadores observaron que 51.488 personas más se pusieron en lista de espera para recibir un hígado y que se realizaron 32.320 trasplantes de hígado debido a la hepatitis alcohólica. El número de personas que necesitaron un trasplante de hígado por cualquier otra razón fuera de la hepatitis alcohólica se mantuvo más o menos igual.

“Aunque no podemos confirmar la causalidad, este aumento desproporcionado en asociación con el aumento de las ventas de alcohol puede indicar una relación con los aumentos conocidos en el uso indebido del alcohol durante COVID-19″, escribieron los investigadores. “Este estudio aporta pruebas de un aumento alarmante de (la hepatitis alcohólica) asociado con el aumento del consumo indebido de alcohol durante COVID-19 y pone de relieve la necesidad de intervenciones de salud pública en torno al consumo excesivo de alcohol”, remarcaron.

Consultada por Infobae, la médica hepatóloga Alejandra Villamil, presidenta de la Sociedad Argentina de Hepatología, comentó en relación al estudio realizado en Estados Unidos: “La información aún es limitada en América Latina. Durante la pandemia ha habido una afectación del enlistamiento de pacientes a lista de espera por las dificultades vinculadas a la logística del acceso de los pacientes a los centros de trasplante, en especial en las formas más agudas de descompensación. Si bien eso condiciona que la información que manejamos sea aun limitada respecto al impacto concreto en las listas de espera y el acceso al trasplante, existen evidencias reportadas por los centros de atención de un incremento significativo en la atención de pacientes con enfermedad alcohólica crónica descompensada y de hepatitis alcohólicas agudas vinculables al consumo exagerado de alcohol”.

La especialista agregó: “Es sabido que durante la pandemia ocurrieron descompensaciones de personas por consumo de alcohol y no accedieron a los centros de trasplante. Fueron manejadas en sus hospitales o centros de salud locales, de los cuales no existen registros concretos”.

En tanto, el doctor Federico Villamil, ex presidente de la Sociedad Internacional de Hepatología, presidente de la Fundación para la Docencia e Investigación de las Enfermedades del Hígado (FUNDIEH), y jefe de trasplante hepático en el Hospital Británico de Buenos Aires y en el Hospital de Alta Complejidad El Cruce, en Florencio Varela, recordó que los trasplantes de hígado en pacientes con hepatitis alcohólica empezaron a indicarse durante los últimos cinco años aproximadamente.

“Por el momento no habrían aumento los trasplantes por hepatitis alcohólica en países como la Argentina. Pero el hallazgo del estudio en Estados Unidos tiene sentido en el contexto de la pandemia y el aumento de las ventas de bebidas alcohólicas. También es posible que hayan aumentado los casos de hígado graso por el aumento del sobrepeso y la falta de actividad física”, sostuvo el doctor Federico Villamil.

Por su parte, el doctor Fernando Bessone, profesor titular de gastroenterología y hepatología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario, y coordinador del Registro Latinoamericano de Hepatoxicidad, consideró: “Ya hay otros estudios con buen diseño en los Estados Unidos que indicaban que aumentó la aparición de casos de hepatitis aguda alcohólica grave con necesidad de trasplante. Por eso, hay más registros de pacientes que necesitan los trasplantes. Este tipo de hepatitis es una enfermedad que durante los últimos años ya se estaba diagnosticando más en jóvenes por el consumo excesivo de alcohol desde temprana edad”.

El doctor Bessone recomendó que las personas que han cambiado sus hábitos en el consumo de alcohol durante la pandemia deberían pedir ayuda al médico o la atención psicológica de adicciones. “El alcohol es una sustancia tóxica como el tabaco y la persona puede acceder al tratamiento de la adicción para prevenir los daños perjudiciales en el organismo como la hepatitis”, señaló. “El impacto mayor ocurrió durante los confinamientos. Además de consumir alcohol, hubo personas que consumieron más comidas no saludable y aumentó el sedentarismo. Hoy habría que promover más acciones de políticas públicas para desalentar el consumo de alcohol y tabaco, aumentar la actividad física y subir el consumo de alimentación saludable”, agregó Bessone.

Infobae

Últimas noticias

Un exministro de Macron acusado de violación por seis mujeres

El exministro de Transición Ecológica de Emmanuel Macron, Nicolas Hulot, acusado de violación y abusos por seis mujeres. La fiscalía de París...

Más noticias como esta