domingo, julio 3, 2022
9.8 C
San Pedro

Pergamino: la carne, casi inalcanzable: hay cortes que ya pasan los mil pesos

Tenés que leer..

Las medidas transitorias tomadas por el Gobierno para tratar de controlar el precio de la carne vacuna en el mercado interno, comenzaron a mostrar en los hechos lo que todos sabían que iba a suceder: los aumentos del precio en toda la cadena desde el productor al consumidor final se suceden sin solución de continuidad.

Nadie creía que la intervención del Gobierno con curitas para sanar un corte profundo surtiera el efecto declamado. Las experiencias del pasado cercano daban crédito al fracaso.

De hecho, el precio de la carne comenzó a subir y los carniceros, que están en la línea de fuego ante las quejas de los consumidores, aseguran que las ventas comenzaron a caer y que el panorama es muy preocupante de cara a los próximos meses.

La suba del kilo de ganado vivo que se empezó a dar en los mercados concentradores y las ferias ganaderas inmediatamente se trasladó a las carnicerías y góndolas. En el medio hubo una medida inocua: un acuerdo de la Secretaría de Comercio Interior con cadenas de supermercados para congelar el precio por el fin de semana largo. Allí se anotaron Coto, Changomás, Carrefour, Jumbo, Disco, Vea y Día entre otras, pero las carnicerías conocidas como tales, las de barrio para tipificarlas de algún modo, quedaron fuera de ese pacto, por lo que la dispersión de precios en esas bocas de ventas resultó mayor.

En Pergamino

A nivel Pergamino los precios de los cortes vacunos vienen sufriendo aumentos progresivos desde hace dos semanas. Y de la mano de la carne vacuna, también aumentan la de cerdo y la de pollo, que son las sustitutas más elegidas.

Así, los cortes vacunos treparon cerca de un 25 por ciento, no de una vez sino en tres tramos, lo que los carniceros no pueden absorber, de modo que no tienen otra alternativa que trasladarlo al precio de mostrador.

Hoy, según el punto de venta que se trate, se paga por un kilogramo de pulpa especial o de asado de primera calidad entre 1.000 y 1200 pesos o incluso, en algún corte puntual, un poco más. Los cortes de cerdo promedian los 700 pesos y el pollo entero ronda los 300 pesos el kilogramo.

«Con estos aumentos y la falta de dinero de la gente se vende cada vez menos, y lo peor es que los matarifes nos adelantaron que los aumentos no tienen techo», destacó un carnicero consultado por LA OPINION y agregó que «esperamos vender algo de acá a las Fiestas, pero ya sabemos que enero y febrero van a ser meses caóticos para poder sostener nuestros negocios».

En general y tomando como promedio de varias carnicerías consultadas, el kilo de asado subió de 900 a 1.100 pesos, la nalga trepó a 1.200 y el lomo a $1.400. Y luego hay diferencias según los cortes ya que se carga más los más demandados, por ejemplo el vacío o el matambre que en algunos puntos llega a los 1.500 pesos por kilo. El de la carne es un mercado que se maneja por la oferta y la demanda; cualquier injerencia forzada más temprano que tarde fracasará. La encrucijada actual es que es muy bajo el poder adquisitivo de los consumidores y, a la par, la hacienda en pie sigue subiendo en su precio por los altos costos de alimentación y mantención general que tienen los animales. Si fuera por el bajo nivel de consumo (poca demanda) debería mantenerse o bajar el precio. Pero nadie cree que ello pueda suceder. (https://laopinionpergamino.com.ar/)

Últimas noticias

Un policía de Mendoza se postuló para Gran Hermano y dijo que era bipolar: lo separaron de la Fuerza.

Un oficial de la Policía de Mendoza que hizo un video vestido con el uniforme para ingresar a la...

Más noticias como esta