viernes, mayo 27, 2022
7.8 C
San Pedro

María Fux cumple 100 años: la bailarina argentina que hizo de la danza una medicina que se adoptó el mundo

Tenés que leer..

Pionera de la danza moderna y la danzaterapia en nuestro país, desarrolló una importante trayectoria también como docente.

Clarín.com

La bailarina María Fux cumple 100 años este domingo 2 de enero y será homenajeada, a las 11, con una danza colectiva improvisada al aire libre en la puerta de su estudio, ubicado en la Avenida Callao 289, de esta ciudad.

«¿En serio? ¿Ya tengo 87? Desde los 50 años que me preguntan: ¿cómo?, ¿por qué sigo? A los 60, a los 70, a los 80, me lo han preguntado. ¿Por qué no? ¿Hay una ley que dice que después de los 80 hay que sentarse en una silla a ver televisión?«, se preguntaba María 13 años atrás, en una entrevista publicada por Clarín.

La respuesta a su pregunta siempre recibió un «no» rotundo de su parte, entonces, antes y siempre. Sentada en la recepción de su estudio y después de mostrar orgullosa el salón para las clases, siete años después decía que lo importante es moverse y expresarse. «No es que haya que bailar en el escenario. Es buscar el ritmo interno, ese que nace de adentro. Eso es parte de la vida de las personas”.María Fux desarrolló su propio método de danzaterapia, a través de clases de integración. Foto Danzaterapia

María Fux desarrolló su propio método de danzaterapia, a través de clases de integración. Foto Danzaterapia

La pasión originaria

Y eso es parte de su propia vida desde siempre. Desde aquellas tardes de verano de fines de los años ‘20 en Parque Centenario, adonde el señor Fux llevaba a sus seis hijos a jugar y María, la mayor, armaba una corona con las hojas de magnolia que encontraba en el suelo y bailaba sin parar. “Yo danzaba, danzaba lo que sentía”, contó cuando, una década atrás, se asomaba a los 90.

Sólo que a medida que crecía, Fux encontraba en la danza algo más que lo que la mayoría ve en esa especie de ritual que a veces, y sólo a veces, se transforma en un espectáculo. Con formación clásica, a los 15 años María conoció la historia de Isadora Duncan -considerada creadora de la danza moderna- y descubrió que existían otros caminos para transitar en el escenario.

Hizo espectáculos descalza y sin música, cuando esto era una extravagancia absoluta-, se lanzó a la improvisación y en las clases comenzó a incluir a chicos y adultos con discapacidad, como otra de sus innovaciones. “Mis clases son de integración. Estás vos y está otra persona parecida a vos y otra que no tiene nada que ver con vos. Y todos pueden encontrar su forma de expresión”.A los 15, el descubrimiento de la historia de Isadora Ducan cambió la manera en que María Fux se relacionó con la danza.

A los 15, el descubrimiento de la historia de Isadora Ducan cambió la manera en que María Fux se relacionó con la danza.

La danza está en todos lados

«La danza está en el hombre, en cualquier hombre de la calle y es necesario desenterrarla y compartirla». La frase acuñada por Fux es una de las premisas sobre las que se basa la convocatoria abierta del sábado 2, lanzada por su escuela para quienes participar de la celebración.

Pionera de la danza moderna y creadora se un sistema propio de danzaterapia en nuestro país, María Fux es sin dudas la figura más relevante a nivel local de esta disciplina, con una importante trayectoria en Latinoamérica, Estados Unidos, Europa, Israel y Rusia.A los 99 años, la danza sigue siendo una manera de expresión para María.

A los 99 años, la danza sigue siendo una manera de expresión para María.

«Siempre me ha interesado el lenguaje de la plástica como parte de la búsqueda integral que tengo frente al movimiento. Por años, con mis alumnos de danzaterapia, los cuadros me han ayudado a transmitir música a quienes no pueden escucharla. En este momento quiero finalizar una etapa de bailarina solista en el escenario para involucrarme en el trabajo coreográfico de grupos», sentenció en 2009.

«Tengo más de 60 años en el escenario: lo individual ya está dicho. Lo grupal es el futuro. Hace años que rompo límites: eso no significa que no haya nuevos para atravesar. La vida enseña. Y muchas cosas no sé: las cosas que no conozco me empujan hacia adelante. Trato de dialogar, en mi espectáculo, con las imágenes. O, mejor dicho, ellas conversan conmigo», agregaba, en una entrevista con Clarín.

No obstante, la artista jamás dejó de ponderar la importancia del escenario. «El escenario es hermoso: allí, se percibe cómo el espacio existe. El escenario es un infinito placer y un misterio para develar. Y sin misterio no somos nada», decía a este diario.El escenario, un infinito placer y un misterio para develar.

El escenario, un infinito placer y un misterio para develar.

Y profundizaba: «El mundo está tremendamente ligado a la injusticia. Las imágenes que veo no son ni de Renard ni de Perez Celis, sino de chicos de la calle que revuelven la basura en busca de comer. Son chicos no amados, que no leyeron un libro. Son chicos que están esperando esa justicia que no veo».

Aún así, apenas una década atrás mantenía un optimismo que sostuvo a la par de las actividades de su escuela. «Sigo creyendo que se pueden producir cambios. Sigo creyendo que los cambios no suceden por magia, sino que están producidos por los hombres», dijo María, cuyo modelo de trabajo fue exportado a Europa.La bailarina siguió saliendo a escena hasta sus 90.

La bailarina siguió saliendo a escena hasta sus 90.

Un proceso de ida y vuelta

En sus escuelas se capacitan fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, fonoaudiólogos, médicos, profesores de danza y de gimnasia, psicoterapeutas, psicólogos, docentes que trabajan con distintas discapacidades, y docentes especiales que trabajan con alumnos sordos, con síndrome de Down, con dificultades de aislamiento o soledad, con capacidades diferentes, gerontólogos, ancianos y no videntes.

Para Fux, el proceso no va en una sola dirección, sino que es de ida y vuelta. «Mis alumnos de danzaterapia me enseñan. Mónica, por ejemplo, es sorda. Con ella, aprendí las posibilidades extraordinarias del silencio. Con Dora, una mujer ciega, de La Plata, entendí que era posible ver lo que se siente», explicó.

“El recorrido que he hecho a través de la creatividad con el movimiento me ha dado un lenguaje para comunicarme. Danzar sobre el escenario me ha permitido no solamente encontrarme con el público, sino descubrir las posibilidades que tiene el cuerpo en las diferentes etapas de la vida. Lo que ocurre cuando uno da un estímulo que puede hacer mover el cuerpo de otro”, profundizaba, en 2011.

Por entonces, María hacía también un balance de vida que daba un saldo a favor que celebraba: «Tuve tres matrimonios, fui muy querida, tengo un hijo muy generoso, músico. Tengo una nieta de 38 años, que canta muy bien, y que me ha regalado la posibilidad de ser tres veces bisabuela. Semilla por semilla en la tierra, hice un bosque con mi vida. Está hecho. Ahora miro para adelante.

Esta vez, quienes celebrarán su vida serán sus alumnos y quienes deseen sumarse al festejo de una trayectoria ejemplar. La cita es a las 11 de este próximo domingo 2 de enero, en Callao 289. 

E.S.

Fuente.:Clarin.com

Últimas noticias

Top Gun: el capitán que casi arruina la mejor escena, la trágica muerte en el set y Tom Cruise bañado en su vómito.

“Star Wars pero en la Tierra”, resumía el productor cuando nadie confiaba en su proyecto. Cuando llegó a los...

Más noticias como esta