domingo, mayo 22, 2022
10.6 C
San Pedro

Probamos Windows 11 en un Mac y, ¡sorpresa!: funciona mejor que en muchos PC

Tenés que leer..

Durante años uno de los grandes atractivos que ofrecían los macs era poder ejecutar Windows fácilmente. Lo que favorecía que los que venían de usar un PC tuviesen menos dudas de si pasarse a los ordenadores de Apple. La empresa creó una herramienta para que usar Windows fuese algo fácil: Boot Camp. Gracias a ella al arrancar el ordenador podíamos elegir si usar MacOS o Windows.

Pero todo eso cambió con el gran salto evolutivo de los macs: la integración de procesadores ARM de alto rendimiento y bajo consumo energético. Muy similares a los de los iPhone y los iPads. Pero no todo han sido ventajas al abandonar Apple poco a poco los procesadores de Intel. También han llegado problemas. Uno de los principales es que Boot Camp dejó de funcionar en los nuevos macs.

El problema está en que ni Windows 11 ni Windows 10 se pueden ejecutar en procesadores ARM fácilmente. Pues aunque existe una versión de Windows para este tipo de procesadores, está destinada a desarrolladores de software.

No son pocos los usuarios de un Mac para los que puede ser vital ejecutar Windows con frecuencia o bien ocasionalmente. Se han visto afectados desde aficionados a los videojuegos (la oferta es muy superior en Windows que en MacOS) hasta los que tienen que ejecutar determinadas herramientas, como un determinado certificado digital, que no están disponibles para mac.

Así funciona Windows 11 en un Mac Mini M1 con Parallels.

Pero en realidad hay una forma de ejecutar Windows en Mac. Aunque requiere de la compra del programa de emulación Parallels. Este se puede alquilar por 80 euros al año o comprarlo por 100 euros. La versión de Parallels para ejecutar Windows en los macs con nuevos procesadores, fue lanzada pocos meses después del lanzamiento de estos ordenadores. Hemos comprobado que a pesar de que Windows 11 se ejecuta con un emulador al usar Parallels, lo hace de forma increíblemente eficiente.

Y eso que para nuestra prueba hemos usado la configuración más básica del Mac Mini con procesador M1: la que solo equipa 8 gigas de memoria ram y 256 gigas de disco duro. Con una configuración de ese tipo esperábamos resultados muy pobres. Pero Parallels y el procesador M1 del Mac nos han sorprendido mucho más de lo que nos esperábamos.

Así funciona Windows 11 en un Mac Mini M1 con Parallels.
Parallels permite ejecutar Windows 11 en un Mac Mini M1 usando cuatro gigas de ram. 

La primera cosa que llama la atención es la sencillez con la que Parallels se ocupa de descargar e instalar a gran velocidad la versión Home de Windows 11. Aunque, ojo, en realidad el sistema de Microsoft no viene incluido al comprar Parallels. Por lo que si queremos explotar todas sus funcionalidades hay que activarlo comprándolo a Microsoft.

Windows 11 se ejecuta con 4 gigas de memoria por defecto con Parallels en el equipo empleado para esta prueba. Pero  todo funciona muy fluido. Incluso podemos ejecutar Windows y MacOS a la vez  en tareas que no sean sumamente exigentes. Ni uno ni otro sistema se ralentizan.

El juego Asphalt 8 Airborne funciona bien estableciendo la calidad gráfica al máximo

Hemos hecho un experimento que no pensábamos que llegase a buen puerto: ejecutar el juego para Windows Asphalt 8 Airborne. Y ha funcionado sin problemas estableciendo la calidad de los gráficos al máximo. No estamos ante un juego sumamente exigente, pero sorprende que seamos capaces de ejecutarlo perfectamente.

Otra sorpresa viene al hacer un test de rendimiento con la popular herramienta Geekbench.  Esta nos da una puntuación de 1388 puntos trabajando con un solo núcleo del procesador y de 4755 puntos si trabajamos con los cuatro núcleos del procesador. 

Apple MacBook Pro M1 Pro/Max - Los nuevos portátiles de la manzana en 14 y 16 pulgadas destinados al usuario profesional desarrollan una potencia colosal con un escaso consumo de energía gracias a sus nuevos chips de diseño propio M1 Pro y M1 Max. A partir de 2.249 euros
Apple MacBook Pro M1 Pro/Max seguramente logrará resultados mucho mejores que los del Mac Mini M1 que hemos probado con Parallels  Apple Inc.

Para hacernos una idea de lo que estas cifras suponen el procesador Intel Core 11370-H, lanzado en 2021 y pensado para ordenadores ligeros, con un solo núcleo obtiene en la misma prueba una puntuación de 1407 puntos y de 4850 puntos al trabajar con varios núcleos. En definitiva, unos valores casi idénticos a los de Windows 11 funcionando con Parallels.

Esto se explica por la alta eficiencia de los procesadores ARM, una arquitectura que solo Apple ha logrado introducir en ordenadores, y al buen hacer de Parallels. Es posible que en un futuro no demasiado lejano Microsoft y Apple trabajen para que Boot Camp ejecute de nuevo Windows en los macs con procesadores ARM. 

Parece lejano el momento en el que Windows funcione en los nuevos macs con Bootcamp

Pero para ese momento llegue antes es necesario que Microsoft y fabricantes de procesadores, como Qualcomm, logren que Windows funcione en una nueva generación de PCs con procesadores ARM.

Aunque incluso si vuelve a ser posible ejecutar Windows en un mac sin software de terceros, Parallels seguirá siendo muy útil.  Al fin y al cabo es una de las mejores maneras de usar en un mismo equipo a la vez Windows y MacOS, como si se tratasen de un único sistema operativo.

Últimas noticias

San Nicolás: el municipio lanza talleres de fortalecimiento para el sector turístico

La Municipalidad de San Nicolás puso en marcha el “Plan de Fortalecimiento y Capacitación del Sector Turístico” que consta...

Más noticias como esta