miércoles, mayo 18, 2022
13.6 C
San Pedro

Australia hizo una débil defensa de su exención a Novak Djokovic y hay malestar

Tenés que leer..

Aseguraron que no hubo un trato especial para con el serbio, quien se niega a informar si está vacunado contra el coronavirus.

Las autoridades australianas aseguraron este miércoles que no le brindaron un trato especial al tenista número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, quien se ha negado reiteradamente a revelar si se vacunó contra el coronavirus, al otorgarle una exención médica para que defienda su título en el Abierto de Australia.

«Quiero dejar absolutamente claro cómo ha sido el caso todo el tiempo, que nadie está ni estará recibiendo un trato especial por ser quien es o por lo que ha logrado profesionalmente», afirmó la ministra en funciones de Deportes del gobierno regional de Victoria, Jaala Pulford, en una rueda de prensa en Melbourne.

Pulford -quien compareció junto al director ejecutivo de Tennis Australia, Craig Tiley- admitió que la decisión «es algo que causará malestar a muchos»residentes de Melbourne, la ciudad que tuvo la cuarentena más larga del mundo durante la pandemia, y del resto del país oceánico, en el que se implementaron duras medidas para contener los contagios.

Anteriormente, el primer ministro de Australia, Scott Morrison, y otras autoridades habían declarado que todos los tenistas y miembros de los equipos que participaran en el torneo deberían estar vacunados con la pauta completa.

No obstante, las directrices gubernamentales admiten exenciones temporales de entrada al país a las personas que tienen «una condición médica grave», que no pueden ser vacunadas por haber contraído Covid-19 en los seis meses anteriores o han tenido alguna reacción adversa a este fármaco, entre otras.Novak Djokovic ganó 9 veces el Abierto de Australia. Foto Asanka Brendon Ratnayake/Reuters

Novak Djokovic ganó 9 veces el Abierto de Australia. Foto Asanka Brendon Ratnayake/Reuters

La ministra australiana del Interior, Karen Andrews, amagó este miércoles con adoptar una posición fuerte ante la entrada del serbio al país, pero luego se quedó en evasivas.

«Si bien el Gobierno (regional) de Victoria y Tenis Australia pueden permitir que un jugador no vacunado compita en el Abierto de Australia, es el Gobierno de Australia el que hará cumplir nuestros requisitos en la frontera australiana«, comenzó Andrews en un comunicado.

Y continuó: «Cualquier persona que quiera entrar a Australia debe cumplir con nuestros estrictos requerimientos fronterizos».

Pero la ministra no aclaró qué pasará si Djokovic -cuyas razones médicas para lograr la exención se desconocen- no cumple con los requisitos al pasar la aduana, limitándose a decir que «las cuarentenas de los viajeros internacionales en Victoria, incluyendo las personas que no han sido vacunadas, son asunto del Gobierno de Victoria«.

Lo cierto es que de los varios pedidos de permisos especiales, tan solo un puñado fue aceptado. Y allí entra Djokovic, el más ganador de la historia de la competencia, con 9 títulos, y que de ganarlo nuevamente superará a Roger Federer y Rafael Nadal para convertirse en el tenista con más torneos grandes de la historia, con 21.

Incluso hay casos como el de la rusa Natalia Vikhlyantseva, 195º del Ranking WTA, quien no fue admitida porque Australia no acepta la vacunación con Sputnik V, con la que fue inoculada.

La decisión también generó sorpresa en algunos tenistas varones, como el jugador británico de dobles Jamie Murray, que está disputando la ATP Cup de Sídney. «Creo que si fuera yo el que no está vacunado, no recibiría la exención», reclamó.

Stephen Parnis, antiguo vicepresidente de la Asociación Médica Australiana, dijo el martes en Twitter que la exención «envía un mensaje atroz a millones de personas que buscan reducir el riesgo del Covid-19 en Australia para ellos mismos y para los demás».

«La vacunación es una muestra de respeto, Novak», increpó el especialista al serbio.

El médico agregó: «No importa lo buen jugador de tenis que sea. Si se niega a vacunarse, no se le debería permitir la entrada«.

El torneo, primer Grand Slam del año, se jugará en Melbourne entre el 17 y el 30 de enero.

El Abierto de Australia, que en la edición pasada impuso a los tenistas una cuarentena de dos semanas, se celebra en medio de una crisis en el país oceánico por el disparo de infecciones, que pasaron de casi 212.000 casos acumulados el 1 de diciembre, a más de medio millón esta semana.Novak Djokovic es el máximo ganador de la historia del Abierto de Australia. Foto Patrick Hamilton/AFP

Novak Djokovic es el máximo ganador de la historia del Abierto de Australia. Foto Patrick Hamilton/AFP

Malestar en Australia

La exención médica otorgada al tenista serbio Novak Djokovic, quien no ha precisado si está vacunado contra el coronavirus, para que defienda su título en el Abierto de Australia ha causado malestar entre la población en un momento en el que el país oceánico registra un repunte de casos.

«Novak Djokovic es el tenista más grande de todos los tiempos (…) ha ganado 20 Grand Slams, 87 títulos y miles de millones de dólares sin que sepamos que tiene problemas médicos que lo debilitan», comentó el martes con ironía el jugador de rugby australiano Kevin Barlett en un tuit.

El periodista ecuestre Shane Anderson, también en Twitter, mostró su repudio: «Los australianos no pudieron obtener exenciones para ir a los funerales, visitar a los suyos en los hospitales o a las residencias de cuidados o de ancianos. Pasaron meses confinados, pero los deportistas sanos de élite pueden tener una ‘exención médica’ para competir en el Abierto de Australia».

Australia ha implementado algunas de las medidas más duras del mundo contra la pandemia, y Melbourne, donde se disputa el torneo entre el 17 y 30 de enero, es la ciudad que acumula más días bajo aislamiento estricto o la prohibición de salir del país a los propios australianos.

Tennis Australia, organizador del Abierto, defendió la participación del número uno del mundo al asegurar que la exención a Djokovic fue resultado de un riguroso proceso realizado por dos paneles independientes de expertos médicos y en línea con las directrices gubernamentales sobre inmunización.

Los organizadores también indicaron que como parte del proceso se mantendrá en secreto la información personal entregada por los solicitantes, lo que supone que Djokovic no está obligado a dar detalles de su situación médica.

«Esperen abucheos -largos, fuertes y sostenidos de disgusto- de aquellos que sólo tienen que dejar volar su frustración y furia», advirtió el columnista Neil McMahon en un artículo de opinión en el diario Sydney Morning Herald.

Con información de agencias

DB

Fuente.:Clarin.com

Últimas noticias

Reconocimiento del Gobierno a Colapinto.

A través de la gestión de la Asociación Argentina de Volantes, el cónsul argentino en Barcelona le entregó una medalla por la victoria en Imola.

Más noticias como esta