martes, enero 25, 2022
25.1 C
San Pedro

El presidente de Kazajistán ordena disparar a matar a los «terroristas» que protestan en las calles

Tenés que leer..

Tokáyev dijo que no habrá ninguna negociación con los manifestantes y que las fuerzas del orden dispararán sin advertencia

Rafael M. Mañueco

En un nuevo mensaje televisivo a la ciudadanía,  el presidente de KazajistánKasim-Zhomart Tokáyev, acaba de ordenar a las fuerzas de seguridad disparar a matar a los manifestantes. «He dado la orden de disparar a matar sin aviso previo», aseguró ante las cámaras. Según sus palabras, «20.000 terroristas están atacando Almatí», la antigua capital y epicentro ahora de los desórdenes.

Tokáyev advirtió, además, que «  no habrá ninguna negociación con terroristas» y afirmó que «los que no se entreguen de inmediato, serán aniquilados». Para él, detrás de la revuelta están «figuras extranjeras».

Mientras tanto, en Almatí, el principal centro económico del país, la situación sigue deteriorándose. No cesan los enfrentamientos y continúan escuchándose disparos de armas automáticas.

En todo el país está todavía vigente el estado de emergencia y el toque de queda. Según datos facilitados por el Ministerio del Interior, hay 3.000 personas arrestadas. En ese comunicado se informa de la muerte de «26 criminales armados y 18 heridos», de la liberación de todos los estamentos oficiales que habían sido asaltados en Almatí y de la instalación de 70 puestos de control a lo largo de todo el país. En una nota anterior se daba cuenta de la muerte de una veintena de miembros de las fuerzas de seguridad y cerca de 800 heridos.

La pasada noche, un grupo de manifestantes se atrincheró en los locales de la televisión MIR y, tras duros enfrentamientos, la Policía logró desalojarlos. El edificio es ahora pasto de la llamas. En otras localidades de Kazajistán no cesan los incidentes. Solamente en Nursultán, la capital, la situación es prácticamente de calma. Pese al inquietante panorama general, Tokáyev considera que «el orden constitucional ha sido ampliamente restablecido en todas las regiones (…) los órganos locales tienen la situación bajo control».

Ayer jueves,  llegaron al país centroasiático tropas «de paz» rusas, las más numerosas, bielorrusas, armenias y Tayikas. Hoy el Parlamento de Kirguistán ha autorizado el envío de un pequeño contingente de fuerzas al país vecino. Todo en el marco de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (ODKB en sus siglas en ruso), bloque integrado por Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán, al que el presidente kazajo pidió ayuda el miércoles para reprimir las protestas.

La operación de la ODKB

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el general Ígor Konashenkov, ha informado hoy a través de un comunicado que un total de «75 aviones de transporte militar Il-76 y An-124 están trasladando a los paracaidistas rusos a Kazajistán». Según sus palabras, los mismos aparatos participan también en el traslado de los soldados bielorrusos, tayikos, kirguises y armenios. 

Según Konashenkov, «las fuerzas de mantenimiento de la paz de la Federación Rusa, junto con las de Kazajistán, tomaron el control del aeropuerto de Almatí», que en la víspera había sido atacado y saqueado. Hoy se supo que al mando de las tropas rusas enviadas a Kazajistán ha sido designado el general Andréi Serdiukov, que desempeña además el puesto de comandante en jefe de las Fuerzas Paracaidistas (VDV en sus siglas en ruso), una de las unidades de élite más aguerridas y de mayor prestigio.

Sin embargo, según el servicio de prensa del Kremlin, «las unidades enviadas a Kazajistán no participan en acciones de combate». Con anterioridad se había dicho que su misión consiste en «proteger edificios y otras instalaciones estatales y militares, así como, en general, asistir a las autoridades con el objetivo de estabilizar la situación».

A este respecto, el viceministro de Exteriores ruso, Alexánder Grushkó, declaró hoy que «Rusia y el resto de miembros de la ODKB arriman el hombro a Kazajistán, que es lo que tienen que hacer los países que son aliados». Respondía así a las palabras del Jefe de la Diplomacia europea, Josep Borrell, al opinar que la actual operación de la ODKB en suelo kazajo «evoca recuerdos de situaciones que deben evitarse», en aparente referencia a sonadas intervenciones del Ejército Rojo en Praga, Budapest o Afganistán. La UE ha pedido respeto a la soberanía e independencia de Kazajistán.

Las movilizaciones en contra de las autoridades kazajas comenzaron el domingo en las ciudades de Aktáu y Zhanaozén, situadas en el extremo occidental del país, en protesta por la subida de los precios del gas licuado. Luego se extendieron al resto de Kazajistán, siendo Almatí, la antigua capital, la más damnificada por las revueltas, en donde sigue sin funcionar Internet, y la telefonía móvil, que impide a su vez el uso de los servicios de mensajería. Esta situación está también afectando de forma intermitente a otras ciudades.

Los bancos han cerrado sus puertas, lo que ha provocado enormes colas en los cajeros automáticos. También son significativas las colas en las gasolineras, mientras la población hace acopio de productos alimenticios. Las conexiones aéreas están suspendidas desde el miércoles, pero se espera que hoy se reanuden algunos vuelos.

Fuente.:abc.es

Últimas noticias

Artistas de Código Provincia llevan su música a los paradores de ReCreo

A lo largo de todo el verano, artistas del catálogo musical Código Provincia se presentan en varios puntos turísticos...

Más noticias como esta