domingo, mayo 22, 2022
10.6 C
San Pedro

Nuevo escándalo para Johnson: más de cien personas acudieron a otra fiesta en pleno confinamiento

Tenés que leer..

El secretario del ‘premier’ británico convocó a los invitados en el jardín de Downing Street: «Traed vuestra propia bebida»

Ivannia Salazar / Coresponsal en Londres

Tras las vacaciones de fin de año, Boris Johnson ha vuelto a ocupar los titulares, una vez más por el  escándalo de las fiestas celebradas en Downing Street mientras la población estaba obligada a permanecer confinada en sus hogares para evitar la propagación del Covid-19. Si antes de las navidades ya esta polémica le costó al primer ministro británico una  caída estrepitosa en las encuestas y fuertes críticas tanto desde fuera como dentro de su propio partido, su liderazgo podría verse en un aprieto aún mayor ahora que ha salido a la luz que en mayo de 2020, cuando nadie podía socializar, más de cien personas fueron invitadas a una fiesta en los jardines de su residencia oficial.

Fue el soleado día 20 cuando Martin Reynolds, secretario privado del ‘premier’, envió un correo electrónico a un centenar de invitados, entre los que había asesores de Johnson, que rezaba: «Hola a todos, después de un período de mucho trabajo, he pensado que estaría bien disfrutar de este tiempo maravilloso y tomar unas copas, con la distancia social debida, en el jardín del Número 10 esta tarde.

Uníos a partir de las seis, y ¡traed vuestra propia bebida!». 

La cadena ITV, que publicó la noticia tras tener acceso a este mensaje, detalló que algunas fuentes confirmaron que al evento asistieron el ‘premier’ y su esposa, Carrie Johnson. Precisamente Martin Reynolds aparece junto a la pareja bebiendo y riéndose en un encuentro también en el jardín de la residencia en una imagen del 15 de mayo que desató la furia de la ciudadanía, sobre todo de los familiares de las víctimas mortales del Covid-19.

Irónicamente aquel 20 de mayo sobre las 17.00, es decir, una hora antes del inicio del ‘sarao’, el ministro de Cultura, Oliver Dowden, recordaba a la gente que su única opción de socializar era en parejas y al aire libre. «Podéis reuniros con una persona ajena a vuestro hogar en un lugar público al aire libre siempre que os mantengáis a dos metros de distancia», declaró entonces. Cabe recordar, como anécdota, que meses antes, en enero, cuando solo se podía salir de casa para hacer ejercicio al aire libre, dos mujeres fueron multadas y según sus palabras «rodeadas por la Policía» por conducir unos kilómetros para dar una caminata por el campo.

Estas contradicciones, esta «hipocresía» en palabras de los internautas, es lo que la población reprocha a un primer ministro al que la incoherencia y las nuevas revelaciones sobre el escándalo bautizado como ‘partygate’ podría costarle el cargo. Preguntado sobre si había asistido al evento del día 20, el ‘premier’ se limitó a responder que «todo esto es objeto de una investigación por parte de Sue Gray». Gray es la funcionaria que lidera la investigación interna sobre las fiestas, que asumió esta labor después de que el primer responsable de llevarla a cabo, el secretario de gabinete Simon Case, renunciara a ello tras conocerse que  él mismo había participado en una de estas celebraciones

Scotland Yard estudia el caso

Las pesquisas podrían además trascender las paredes del número 10, ya que Scotland Yard ha confirmado que ya se ha puesto en contacto con el Ejecutivo y está valorando la posibilidad de indagar sobre lo sucedido. «El Servicio de la Policía Metropolitana tiene constancia de las múltiples informaciones relacionadas con supuestas violaciones de las Regulaciones de Protección Sanitaria ocurridas en Downing Street el 20 de mayo de 2020, y está en contacto con la Oficina del Gabinete», señaló un portavoz policial.

El líder conservador escocés, Douglas Ross, fue tajante al afirmar que Johnson debe dimitir como primer ministro si se confirma que asistió a esta multitudinaria fiesta, mientras que las palabras de Keir Starmer, líder del Partido Laborista y que acusa a Johnson de no tener autoridad moral para dirigir el país tras todas estas revelaciones, parecen hacerse eco de la fatiga pandémica de la población, reconocida por la Organización Mundial de la Salud como el cansancio ante las severas restricciones impuestas para atajar la pandemia.

Así se desprende al menos de los comentarios en redes sociales y en los medios online, que expresan la indignación con un gobierno que no predica con el ejemplo.

Críticas de víctimas del Covid

Angela Rayner, segunda de la formación opositora, declaró que Johnson «debería estar avergonzado» por estos hechos y pidió su comparencia en el Parlamento para dar explicaciones. Más duro fue el líder liberal demócrata, Ed Davey, quien escribió: «Una vez más, hay unas reglas para Boris Johnson y otras reglas para el resto de nosotros», y añadió que el ‘premier’ celebraba «una gran fiesta en el jardín de su casa mientras la gente moría sola».

Es el caso del padre de Hannah Brady, portavoz del Covid-19 Bereaved Families for Justice Group, que agrupa a familias que han perdido a sus seres queridos por el Covid, quien explicó que su padre, Shaun, murió cuatro días antes de la fiesta del 20 de mayo. Consternada, detalló que durante un encuentro con Johnson le mostró una foto de su padre conectado a un ventilador que nunca antes había mostrado a nadie. «Me miró a los ojos y me dijo que había hecho todo lo posible por salvarlo», rememoró.

Fuente.:abc.es

Últimas noticias

San Nicolás: el municipio lanza talleres de fortalecimiento para el sector turístico

La Municipalidad de San Nicolás puso en marcha el “Plan de Fortalecimiento y Capacitación del Sector Turístico” que consta...

Más noticias como esta