miércoles, mayo 18, 2022
13.6 C
San Pedro

La gripe aviar reaparece en España tras una explosión de casos en la UE

Tenés que leer..

La gripe aviar reaparece en España tras una explosión de casos en la UE

Por Isabel Miranda

Todavía es un misterio cómo se introdujo hace apenas unos días el virus de la gripe aviar en una explotación de pavos de Fuenterrebollo (Segovia). «Se trata de una explotación modélica», decía tras la primera inspección el director general de Producción Agropecuaria de Castilla y León, Agustín Álvarez. Pero era cuestión de tiempo que el virus llegara a España, según los expertos. La circulación en Europa de una cepa altamente transmisible, la H5N1, capaz de dar el salto de especie a humanos, ha disparado las alarmas. Y aún con todas las precauciones, nadie descarta que surjan nuevos brotes. 

El foco de Fuenterrebollo, que ha afectado a unos 18.900 pavos, es el primero en una explotación agrícola en España desde 2017.

Sin embargo, este año ya se han encontrado otros cuatro brotes en aves silvestres, en las provincias de Lérida, Palencia y dos en Ávila. La vigilancia se ha extremado, pero el reto es grande con un virus que se propaga con la migración natural de las aves, capaces de desplazarse miles de kilómetros y extender la enfermedad por diferentes territorios. 

«Mientras se quede en la vida silvestre, mal, pero es casi ley de vida. El problema es que el virus pase a una granja», explica Juan José Badiola, director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza, quien apunta que no son descartables nuevos brotes. «No tiene buena pinta. En Europa se ha producido una propagación muy grande», opina.

En alto riesgo

El  Ministerio de Agricultura declaró el alto riesgo de ‘influenza’ aviar en España el pasado diciembre, a la vista de la evolución en los países vecinos. En los tres últimos meses de 2021, Europa ha registrado 867 focos de gripe aviar de alta patogenicidad y millones de aves se han visto afectadas, según los datos publicados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Italia era el país que más problemas estaba teniendo en las granjas, pero en las últimas semanas Francia también está viviendo un auténtico incremento de casos, con 151 criaderos afectados, de los cuales dos tercios están en el departamento de Landas, en el sur del país y muy cerca de la frontera con España. 

«Nos temíamos que llegaría», reconoce Natalia Majó, directora del programa de Sanidad Animal en el Centro de Investigación en Sanidad Animal (IRTA-CReSA), aunque matiza: «Lo que se debe poner en valor es que el virus no ha entrado antes en las granjas. Llevamos desde finales de verano con casos en aves migratorias en la Unión Europea y aquí no había ningún caso». Porque, atendiendo a la alta densidad de granjas que existen, el caso registrado apenas es representativo, dice. 

«La bioseguridad es buena, aunque a veces el virus se puede escapar y los pavos [junto con la gallina y el pollo] son altamente susceptibles», asegura. El caso de Francia, por ejemplo, sería diferente. En la zona afectada existe una alta densidad en la cría de patos y ocas, que no siempre presentan síntomas, lo que dificulta el control, explica. 

Transmisión

Pero siempre hay que mirar con precaución al H5N1, explica Badiola. Es muy contagioso y produce una considerable mortandad entre aves. Pero, además, puede tener la capacidad de superar la barrera especie y dar el salto a humanos, presenta una importante facilidad de mutación y, además, se puede recombinar. Es decir, generar virus mixtos de gripe. Sin embargo, el contagio a humanos no es fácil. Se necesita tener un contacto estrecho, directo y duradero para que se produzca. El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) califica el riesgo de transmisión a personas de ‘bajo’, y entre quienes que tengan este tipo de contacto estrecho, como podrían ser granjeros o veterinarios, de medio-bajo.

«A principios de la década pasada hubo un brote mundial, que no llegó a pandemia, pero casi. Afectó poco a humanos, pero a muchas aves. Entonces ya se habló del peligro de transmisión humana, aunque fue muy limitado», explica el experto.

En esta temporada, en el continente solo se ha notificado un contagio a humanos, registrado en  Reino Unido: un hombre de 79 años que, según el periódico ‘Daily Mail’, tenía 160 patos a los que alimentaba en su jardín. Una veintena de ellos vivían dentro de su casa. 

«Debemos estar tranquilos en estos momentos. No hay riesgo inminente de una pandemia», aseguró  el presidente del Consejo de Colegios Profesionalesde Veterinarios de Castilla y León, Luciano Díez Díez. Los avicultores  han extremado las medidas. No se permite la cría al aire libre –para reducir los contactos con aves silvestres–, se controlan las fuentes de agua y alrededor de la explotación afectada se han establecido también dos anillos de contención, en los que se inmovilizan los animales. Pero los próximos meses serán un reto. Según la EFTA, la gripe aviar seguirá representando un riesgo para la industria avícola en Europa los próximos meses.

Fuente.:abc.es

Últimas noticias

El Festival de Cannes se asocia a TikTok para difundir sus contenidos exclusivos.

El Festival de Cannes anunció su asociación con TikTok, la red social china de videos cortos, para que traslade...

Más noticias como esta