miércoles, octubre 5, 2022
14.4 C
San Pedro

Incendios provocados por grupos criminales amenazan la Amazonía colombiana

Tenés que leer..

Texto por:Eumar Esaá

301 fuegos forestales han afectado los últimos dos meses a 20 de los 32 departamentos del país, causando la devastación de 86.000 hectáreas de bosques. Más de la mitad de los focos han afectado a la Amazonía, de acuerdo con el Ministerio del Interior, y aunque ninguno ocurre en Bogotá, sí ocasionaron la declaración de alerta ambiental en la capital, por el empobrecimiento de la calidad del aire.

Temperaturas superiores a lo habitual y contaminación ambiental son las consecuencias que llegan a la capital colombiana, Bogotá, producto de los incendios que consumen los parques nacionales de La Macarena y Chiribiquete. 

En el resto del país, el fuego ha devastado 86.000 hectáreas de bosques en 20 de los 32 departamentos y en 142 de los más de 1100 municipios, de acuerdo con cifras que comparte el ministro del interior Daniel Palacios, y ha causado algún tipo de alerta en 597 municipios en total, roja en 550 de ellos, según datos de la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgo de Desastres (UNGRD).

Desde mediados de diciembre se han producido 301 incendios forestales , 10 de los cuales permanecen activos. El departamento del Guaviare, con cuatro focos todavía sin controlar en la localidad de Calamar, es la región más afectada.

Manos criminales detrás de la devastación

La estación seca tiene poco que ver con la propagación de las llamas, que afectan fundamentalmente a la Amazonía y la Orinoquia. El gobierno colombiano ha atribuido la emergencia a la acción de grupos criminales. 

La práctica de deforestar para abrir espacio a los cultivos ilícitos y a la ganadería es el detonante principal, pero según el ministro de Defensa, las disidencias de las FARC estarían detrás del fuego en el parque Chiribiquete.

«Allí, la columna Miller Perdomo ha buscado sistemáticamente los últimos cuatro días generar incendios forestales con dos propósitos: primero, destruir el bosque para acaparar tierras; y segundo, para desarrollar acciones de ganadería extensiva ilegal con el fin de utilizar recursos y lavar dinero (del narcotráfico) en esa zona del país», aseguró Molano luego de un sobrevuelo en la zona.

Para hacer frente a la emergencia, el gobierno ha puesto en marcha la operación Artemisa, que emplea a 400 agentes de la fuerza pública para enfrentar a las manos criminales detrás de los fuegos. Además se han emitido carteles de búsqueda de 17 presuntos deforestadores, por cuya captura se ofrecen recompensas de hasta 300 millones de pesos (más de 75.000 dólares).

Consecuencias para la salud humana y ambiental

Los incendios han sido los peores en varios años, como alertan grupos ambientalistas, y amenazan un área como el Amazonas, cuya preservación es considerada vital para enfrentar el cambio climático.

“La intensidad de los fuegos es mayor de lo que hemos visto en muchos años, eso es un signo alarmante”, advirtió en una entrevista Rodrigo Botero, director general de la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sustentable.

La pérdida de hectáreas es más del doble que el año pasado (cuando los incendios afectaron 41.600 hectáreas) y supera también las 62.200 de 2020.

El deterioro de la calidad del aire y los problemas respiratorios que éste acarrea también están causando declaraciones de alerta, como la que emitió la Administración Distrital de Bogotá. 

Las prácticas de ganadería y cultivos ilícitos, identificadas como motivos para iniciar los fuegos, podrían causar también el desplazamiento de comunidades indígenas asentadas en las zonas afectadas, donde se despejan terrenos para la construcción de vías y no solo para la cría y la siembra.

Con EFE y Reuters

Fuente.:france24

Últimas noticias

Conmoción en Tandil por el crimen de un joven de 16 años

El cuerpo sin vida de un joven de 16 años fue hallado este martes en el Cerro Leones de Tandil....

Más noticias como esta