domingo, febrero 5, 2023
27.7 C
San Pedro

Se tira por la ventana al descubrirse que vivió más de un año con el cadáver de su padre para cobrar su pensión

Tenés que leer..

Un hombre de 55 años se arrojó hace unos días por la ventana de su casa en Móstoles cuando al ejecutar el desahucio de piso en el que residía descubrieron que vivía con el cadáver en avanzado estado de descomposición de su padre, han informado a Europa Press fuentes policiales.

Los hechos ocurrieron el día 20 de enero en la calle Palafox de Móstoles cuando la comisión judicial, acompañadas de varios policías, acudieron a un domicilio para ejecutar su desalojo tras una sentencia por impago continuado de alquiler.

Cuando lograron entrar en la vivienda, comprobaron que había un cuerpo sin vida de una persona mayor en avanzado estado de descomposición, momento en el que una persona de mediana edad se arrojó al patio por la ventana de su casa, resultado herido de gravedad, con varias vértebras aplastadas y roturas el bazo y cadera, por lo que tuvo que ser evacuado por una ambulancia al hospital Puerta de Hierro de Majadahonda.

La Policía descubrió que el cadáver correspondía a un hombre de 83 años, padre del fallecido, que llevaba muerto mucho tiempo, por lo que están esperando a que su hijo José Manuel se recupere para tomarle declaración y comprobar, como se sospecha, que no comunicó la muerte de este hombre para cobrar la pensión, por lo que sería detenido por un delito de estafa continuada a la Seguridad Social. Los agentes han comprobado que acudió todos los meses a cobrar la pensión del octogenario.

El cadáver fue derivado al Instituto de Medicina Legal para comprobar la data de la muerte, que a primera vista es superior a un año, y si falleció de forma natural, provocada por causas violencias o por falta de asistencia o alimentación. En ese caso se le imputarían al herido nuevos delitos, además del de profanación de cadáver, ya que este tipo penal persigue actos que sean irrespetuosos respecto a un cadáver.

VIVÍA CON LAS VENTANAS ABIERTAS, INCLUSO EN FILOMENA

Esta rocambolesca historia tuvo su inicio cuando un hombre se separó de su pareja y regresó a vivir en 2014 con su padre en un pequeño piso de Móstoles. Como no trabajaba ni tenía ahorros dejó de pagar el alquiler del piso y utilizaba la pensión de su padre para vivir.

Pero desde el verano de 2020 el padre octogenario dejó de dar señales de vida y los vecinos no le veían ni comprando ni tomando el aire. A las preguntas de estos, su hijo respondía que el anciano estaba bien pero que no salía de casa para no contagiarse del coronavirus. Además, a la otra hija del fallecido no la dejaban entrar al piso y la echaba a gritos cuando iban a visitar al progenitor, según han contado a Telemadrid algunos residentes del edificio.

Ahora los pocos vecinos que residen en el edificio echan cálculos y creen que el anciano podría llevar muerto en la casa desde hacía más de un año, pero que no percibieron olores propios de un cadáver. El hijo llevaba desde el principio del invierno anterior con las ventanas abiertas, incluso durante el temporal de Filomena, cuando se llegaron a registrar varios días temperaturas inferiores a los 10 grados bajo cero.

Los policías que llevan el caso han averiguado que además de no pagar el alquiler y negarse a dejar el piso, José Manuel tampoco abonaba la pensión a su exmujer, pese a que en el convenio de separación así lo reflejaba. También consideran que lo tenía perfectamente planificado y los vecinos no creen que el hijo padeciera ninguna enfermedad mental.

Fuente.:europapress

Últimas noticias

Rige el Estacionamiento Medido en Zárate

A pesar de los reclamos y voces en contra desde ayer comenzó a regir, bajo el slogan “Zárate para...

Más noticias como esta