martes, enero 31, 2023
28.9 C
San Pedro

Por qué quienes tuvieron Covid podrían tener mayor riesgo de desarrollar problemas mentales

Tenés que leer..

NUEVA YORK (The New York Times).— El aislamiento social, la estrechez económica, la pérdida de seres queridos y demás penurias de la pandemia hicieron que se multiplicaran los casos de ansiedad y depresión en la población en general.

¿Pero los que tuvieron Covid-19 tienen mayor riesgo de desarrollar problemas mentales? Un nuevo estudio a gran escala sugiere que sí.

El estudio fue publicado el miércoles en la revista The BMJ y analiza los registros médicos de casi 154.000 pacientes con covid del Sistema de Salud de los Veteranos de Estados Unidos y comparó lo que vivieron durante el año posterior a su infección inicial con un grupo de similares características pero de gente que no tuvo el virus.

El estudio incluyó solo a pacientes que no habían tenido problemas mentales ni tratamiento durante al menos dos años antes de contagiarse el virus, lo que permitió que los investigadores se enfocaran en los diagnósticos y tratamientos psiquiátricos posteriores a la infección con coronavirus.

Y el estudio reveló que las personas que habían tenido Covid tuvieron un 39% más de probabilidades de ser diagnosticadas con depresión y un 35% más de probabilidades de sufrir ansiedad en los meses posteriores a la enfermedad, en comparación con personas que no tuvieron Covid en el mismo periodo de tiempo. Los recuperados de Covid también fueron un 38% más propensos a diagnósticos de estrés y trastornos de adaptación, y un 41% más propensos a sufrir insomnio y alteraciones del sueño.

“Parece haber un claro aumento de diagnósticos de salud mental en los meses posteriores al Covid”, dice Paul Harrison, profesor de psiquiatría de la Universidad de Oxford, que no participó en el estudio. Harrison dice que los resultados reflejan lo mismo que otra investigación de la que él participó y que “reconfirma la sospecha de que el Covid deja más vulnerables a las personas a sufrir enfermedades mentales comunes”.

Otros datos del estudio revelan que los recuperados de Covid también tuvieron un 55% más de probabilidades de necesitar antidepresivos y un 65% más de probabilidades de tomar ansiolíticos recetados que el grupo de control que no tuvo Covid.

En total, más del 18% de los recuperados fueron diagnosticados con algún problema psicológico o neuropsiquiátrico durante el año posterior al contagio, en comparación con menos del 12% del grupo sin covid. Los recuperados tuvieron un 60% más de probabilidades de caer en esas categorías que las personas que no tuvieron Covid, según reveló el estudio.

¿Hubo diferencia entre los internados y los casos leves?
El estudio también descubrió que los recuperados que habían estado internados con Covid tuvieron más probabilidades de ser diagnosticados por algún problema de salud mental que quienes tuvieron cuadros leves de la enfermedad. Pero incluso la salud mental de los enfermos leves fue más vulnerable que la de quienes nunca se contagiaron.

“Algunos creen que esas personas simplemente están deprimidas tuvieron que internarlas y se pasaron una semana en terapia intensiva”, dice el autor principal del estudio, el doctor Ziyad Al-Aly, jefe de investigación y desarrollo en el Sistema de Atención Médica VA St. Louis e investigador de la Universidad Washington de St. Louis. “El riesgo de los que no fueron internados por Covid fue menor, pero igual fue significativo. Y como la inmensa mayoría de las personas con Covid no necesitan ser hospitalizadas, ese grupo de recuperados es el más representativo y numeroso.”

El equipo también comparó los diagnósticos de salud mental de las personas internadas por Covid con los hospitalizados por cualquier otro motivo. “Incluso comparados con pacientes internados por infarto, quimioterapia o cualquier otra enfermedad, el grupo de pacientes de Covid-19 resultó ser el más vulnerable en cuanto a su salud mental”, dice Al-Aly.

El estudio analizó registros médicos electrónicos de 153.848 adultos que dieron positivo entre el 1 de marzo de 2020 y el 15 de enero de 2021, y sobrevivieron durante al menos 30 días. Como se trata de un periodo temprano de la pandemia, casi ninguno de ellos estaba vacunado antes de contagiarse. Se hizo un seguimiento de esos pacientes hasta el 30 de noviembre de 2021. Al-Aly dice que su equipo también planea analizar si la vacunación posterior modificaba los síntomas de salud mental de las personas, así como otros problemas médicos posteriores la infección con Covid.

Esos pacientes del registro médico fueron comparados con más de 5,6 millones de pacientes del sistema de veteranos que no dieron positivo en la prueba del coronavirus y con los registros de más de 5,8 millones de pacientes antes de la pandemia, en el período que va de marzo de 2018 a enero de 2019. Para tratar de medir el efecto en la salud mental del Covid-19 en comparación con otro virus, el grupo también fue comparado con alrededor de 72.000 pacientes que tuvieron gripe en los 2 años y medio previos a la pandemia. (Al-Aly dice que durante la pandemia hubo muy pocos casos de gripe y que por lo tanto no es posible realizar una comparación contemporánea).

Los investigadores intentaron minimizar las diferencias entre los grupos, ajustándolos por características demográficas y etarias, estado de salud preexistente y otras variables.

En el año posterior a la infección, los recuperados de Covid tuvieron tasas más altas de diagnósticos de salud mental que todos los demás grupos estudiados.

“La verdad que no me sorprende, porque es lo que vemos todos los días”, dijo la doctora Maura Boldrini, profesora adjunta de psiquiatría del Centro Médico NewYork-Presbyterian de la Universidad de Columbia. “Es impresionante la cantidad de personas con estos nuevos síntomas y que no tenían antecedentes psiquiátricos”.

La mayoría de los veteranos del estudio eran hombres, las tres cuartas partes eran blancos y su edad promedio era de 63 años, por lo que posiblemente los hallazgos no sean aplicables a todos los estadounidenses. Aún así, el estudio incluyó a más de 1,3 millones de mujeres y 2,1 millones de pacientes negros, y Al-Aly dice que “encontramos evidencia de mayor vulnerabilidad mental independientemente de la edad, la raza o el género”.

Tanto Al-Aly como otros expertos que no participaron del estudio dicen que el aumento de los diagnósticos de salud mental puede ser multicausal. Boldrini señala que en la aparición de esos síntomas probablemente influyan factores biológicos, así como el estrés psicológico que implicaba contagiarse y enfermarse de Covid.

“Ningún análisis puede contar la historia completa”, dice Al-Aly. “Tal vez todos o la mayoría de nosotros experimentamos algún tipo de angustia emocional o estrés mental, o algún problema para dormir durante todos estos meses”, agrega. “Pero a las personas que tuvieron Covid les fue mucho peor”.

(Traducción de Jaime Arrambide)

Pam Belluck
The New York Times

Últimas noticias

En Europa afirman que Enzo Fernández pasa a la Premier: Chelsea pagaría la cláusula de 120 millones de euros

Medios europeos dan por hecha la transferencia del volante argentino al equipo de Londres. Reuniones de última hora en la dirigencia del Benfica

Más noticias como esta