domingo, febrero 5, 2023
30.5 C
San Pedro

Ascenso y caída de Eva Perón en el ballet

Tenés que leer..

El Ballet Hispánico festeja su 50 aniversario con una producción sobre Evita, con luces y sombras.

Siobhan Burke

El Ballet Hispánico, fundado en 1970, lleva dos años celebrando su 50º aniversario. El viernes 1 de abril, en el Festival de Danza inaugural del City Center, la compañía presentó Doña Perón, el último programa de esta prolongada celebración, que tuvo un comienzo difícil con la cancelación de funciones en abril de 2020.

Los eventos de aniversario a menudo resultan una fanfarria vacía, pero éste marcó un hito: la primera producción de largo completo de la compañía, y un espectáculo realmente sorprendente.

Doña Perón, de 75 minutos de duración y coreografiada por la prolífica bailarina belga colombiana Annabelle López Ochoa, es un vívido retrato en diez episodios de la vida de Eva Perón  -Evita-, la mítica y polémica actriz argentina que ascendió de la pobreza a primera dama populista, todo ello antes de los 33 años, cuando murió de cáncer de cuello de útero.Quien quiera oír que oiga. La vida de Eva Perón, por el Ballet Hispánico. Foto: ballethispanico / Paula Lobo

Quien quiera oír que oiga. La vida de Eva Perón, por el Ballet Hispánico. Foto: ballethispanico / Paula Lobo

Retrato sin juzgar 

En una entrevista sobre la obra, López Ochoa dijo: «Queríamos hacer el retrato de una mujer sin emitir juicio», enfoque que reiteró el viernes en una charla posterior a la función con el director artístico del Ballet Hispánico, Eduardo Vilaro.

Sin embargo, es difícil salir de Doña Perón sin admirar a su protagonista, en parte por las decisiones narrativas -que enfatizan lo personal sobre lo político– y en parte por la brillantez de la bailarina principal del reparto de la noche de estreno, la cautivante Dandara Veiga.

Uno de los principales puntos fuertes de la producción es su cuidada integración del movimiento -el estilo atlético y de alto brillo de López Ochoa en el ballet contemporáneo, magníficamente ejecutado por todo el cuerpo de baile- con los atractivos elementos de diseño.

Esta armonía se destaca desde la imagen inicial de la santa: Veiga sola en el centro del escenario, elevada sobre un pedestal con un voluminoso vestido blanco, como si estuviera en plena ascensión. (Mark Eric diseñó el vestuario, muchas de cuyas piezas van y vienen mediante cambios fluidos en el escenario; la escenografía y las proyecciones, sobrias y funcionales, son de Christopher Ash).Doña Perón. La vida de Evita, en versión del Ballet Hispánico. Foto: ballethispanico / Paula Lobo

Doña Perón. La vida de Evita, en versión del Ballet Hispánico. Foto: ballethispanico / Paula Lobo

A Veiga pronto se le une un coro de bailarines que representan a los seguidores de clase trabajadora de Evita, los descamisados, que agitan telas blancas en el aire.

Sus frases al unísono contrarrestan la quietud de la postura autoritaria de Eva: sus brazos levantados en ángulo recto enmarcan su rostro, gesto recurrente que a veces estalla en un movimiento frenético, del que el grupo se hace eco.

Los sonidos grabados de un discurso y de vítores se engarzan en la dramática partitura original de Peter Salem (interpretada en directo) para bandoneón, piano, percusión, violonchelo y violín.

Evita enferma

El afiche del ballet Hispánico anunciando "Doña Perón".

El afiche del ballet Hispánico anunciando «Doña Perón».

López Ochoa, que colaboró con la directora Nancy Meckler, deja en claro desde el principio que algo no está bien: Veiga convulsiona y se tambalea; sus seguidores la sostienen.

En el segundo episodio, conocemos a la niña Evita (la valiente Nina Basu) y somos testigos de cómo la rechaza su padre, que tenía una segunda familia más rica. La joven Evita reaparece a lo largo del ballet, a veces desterrada y a veces abrazada por su yo adulto.

La acción avanza siguiendo la mudanza de Evita a la ciudad, mostrando sus coqueteos con hombres -un despliegue de hábil conjunción con sus compañeros con tintes de tango- y su continuo ascenso a la fama y el poder.

Aunque es muy diferente del musical de Andrew lloyd Webber, este relato sobre la historia de Evita parece tomar algunos temas de su arco narrativo. Chris Bloom, en el papel de Juan Perón, es un técnico competente, pero se ve eclipsado por la luz cada vez más intensa de Veiga. Su química, como cónyuges y socios políticos, nunca llega a cuajar.Un escena onírica de "Doña Perón", con el que el Ballet Hispánico festeja sus 50 años. Foto: ballethispanico / Paula Lobo

Un escena onírica de «Doña Perón», con el que el Ballet Hispánico festeja sus 50 años. Foto: ballethispanico / Paula Lobo

Desde el punto de vista teatral, Doña Perón adolece de algunos momentos recargados y de otros a los que les falta terminación.

El espectro de la enfermedad se impone de forma melodramática: de tanto en tanto, Veiga se tambalea y se toma el abdomen, mientras las proyecciones de lo que parecen raíces o nervios aparecen en el telón de fondo, sugerencia del declive interno del cuerpo. Cuando su personaje muere y Bloom trata de revivirla, la interacción es casi caricaturesca.

Pero a estos pasajes faltos de fuerza se oponen otros muy conmovedores.

Hacia el final, Veiga (en escena durante casi toda la obra) se encuentra sola, tras haber sido rechazada por las clases altas, que bailan un vals. En silencio (la música se ha apagado), lanza sus tacos altos y su collar de diamantes hacia bastidores y comienza a dar pisotones y a gritar con crudeza cautivadora: «¡Che! ¡Che!».Dandara Veiga compone a una cautivante Evita en "Doña Perón", por el Ballet Hispánico. Foto: ballethispanico / Paula Lobo

Dandara Veiga compone a una cautivante Evita en «Doña Perón», por el Ballet Hispánico. Foto: ballethispanico / Paula Lobo

Los bailarines se unen a ella, multiplicando sus ritmos con sus propios cantos a cappella y percusión corporal. En esta unión, no sólo se ve una historia fascinante, sino una compañía que ha alcanzado un nuevo horizonte.

Fuente: The New York Times

Traducción: Elisa Carnelli

WD

Fuente.:clarín.com

Últimas noticias

Rige el Estacionamiento Medido en Zárate

A pesar de los reclamos y voces en contra desde ayer comenzó a regir, bajo el slogan “Zárate para...

Más noticias como esta