martes, octubre 4, 2022
22.7 C
San Pedro

Cambiar la pantalla rota de tu móvil no es tan complicado: sigue estos pasos

Tenés que leer..

Las pantallas de los móviles son propensas a romperse de un momento a otro. Los teléfonos más modernos llevan de serie pantallas más resistentes pero aun así siempre acaba apareciendo una rayada, incluso si están debidamente protegidos con funda y pantalla protectora.

Estas marcas, generalmente, se quedan en lo estético. Sabe mal gastarse tanto dinero para tener un móvil roto; sin embargo, sigue funcionando sin problemas. En el peor de los casos, la rotura será tan grave que afecte al funcionamiento del dispositivo: la pantalla táctil no irá bien o directamente se quedará completamente en negro. 

Sea cual sea el motivo es muy posible que se acabe reemplazando la pantalla. Lo que los usuarios suelen hacer es ir a un centro de reparación, oficial o no – según el presupuesto del que se disponga –. Aunque también se puede cambiar de forma casera.

Por querer cambiar la pantalla se puede estropear el móvil completamente: hay que ir con mucho cuidado

En el caso de que se quiera hacer por cuenta propia se debe saber que es un proceso que alberga cierta dificultad. Por ello, es necesario que se haga una copia de seguridad por precaución. De esta manera, todos los datos tendrán un respaldo en caso de perderse. 

¿Qué se necesita para cambiar la pantalla?

Es necesario hacerse con un kit de reparación para poder realizar este cambio. Entre los utensilios que se requerirán se encuentran:

  •  Destornilladores pequeños
  • Pinzas de plástico
  • Cúter afilado
  • Ventosa
  • Púa
  • Secador de pelo
  • Una pantalla compatible

¿Cómo se puede cambiar la pantalla del móvil?

Una vez que se tienen todos los utensilios solo quedarse ponerse manos a la obra. El proceso dependerá del modelo, pero en la mayoría de los casos, se deberá proceder a aplicar calor con el secador de pelo en la pantalla para que el adhesivo se deshaga. Si hubiera tornillos, se deben quitar. 

Después de haber aplicado calor, y con la pantalla a punto, se debe proceder a retirar la pantalla. En los iPhone saldrá directamente mientras que en los Samsung u otros dispositivos se tendrá que quitar la parte trasera del dispositivo. Para que el proceso sea más sencillo se puede utilizar una ventosa, que irá a la pantalla, y un cúter o púa que servirá para ir separando la pantalla del marco. 

El momento más crítico es cuando se deben tocar las conexiones
El momento más crítico es cuando se deben tocar las conexiones 

Una vez se haya despegado la pantalla se tendrán que desconectar las conexiones del teléfono como la cámara, el sensor de huellas o el panel táctil. Posteriormente, se tendrán que volver a conectar por lo que es apropiado hacer una foto de donde va cada conexión. 

La nueva pantalla se debe acoplar a la chapa que se encarga de disipar el calor del móvil y que se debe recuperar de la pantalla rota. Si se ha debido sacar algún elemento interno como la cámara o los altavoces se deberán dejar en el mismo lugar en el que estaban. Recomendable sacar foto de todo. 

Cuando la pantalla esté preparada, por un lado, y el resto de las conexiones por otro, se debe proceder a cerrar el móvil. Hay que tener mucho cuidado con las conexiones porque hay riesgo de que deje de funcionar. Antes de completar la sustitución se debe comprobar el que el móvil y la pantalla funcionan correctamente.

Últimas noticias

Murió César Mascetti, uno de los maestros del periodismo y conductor histórico de Telenoche.

A los 80 años, murió César Mascetti, uno de los grandes maestros del periodismo de la Argentina y conductor histórico...

Más noticias como esta