domingo, octubre 2, 2022
9.5 C
San Pedro

Ruta del vino en Buenos Aires: un recorrido por bodegas y viñedos a pocos kilómetros de la Capital.

Tenés que leer..

Pensar en recorrer una ruta del vino automáticamente nos traslada a los paisajes montañosos de Mendoza, San Juan, Salta y La Rioja, lejos de la geografía de la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, en territorio bonaerense también hay tierras propicias para la plantación de vid, desde la Costa hasta las sierras.

Una decena las bodegas abren sus puertas al público y ofrecen visitas guiadas por sus viñedos, por su historia, degustaciones comida gourmet maridadas por sus vinos. Algunas, también incluyen alojamiento dentro de sus fincas. De esta manera, consolidan más de 20 años de desarrollo del enoturismo en una provincia que no suele asociarse con la industria vitivinícola.

Cada región aporta su propia impronta. Así, mientras que en el sudoeste bonaerense los vientos oceánicos favorecen el desarrollo del malbec, pinot noir, cabernet franc, tempranillo, cabernet sauvignon, tannat, merlot, sauvignon blanc y chardonnay; en el centro de la Provincia, fundidos por el aire y la tierra serrana predominan carmenere, cabernet franc, merlot, syrah, pinot noir, chardonnay, sauvignon blanc y semillon; y en el norte, tannat, syrah, pinot noir, marselan sauvignon blanc, chardonnay y la uva vitis labrusca.

Las degustaciones en medio de los viñedos son un clásico de la ruta del vino (Foto: Gentileza Las Antípodas)
Las degustaciones en medio de los viñedos son un clásico de la ruta del vino (Foto: Gentileza Las Antípodas)

Los vinos bonaerenses tienen una impronta oceánica del atlántico, pero además inciden en ellos la altitud, las precipitaciones y contar con menos días de sol que Mendoza, por ejemplo. Esto hace que no tengan una estructura tan dulce ni sean muy tánicos, explicó a TN Rodrigo Kohn, sommelier mendocino.

“Son más frescos, menos alcohólicos, más aromáticos, más amplios para gastronomía marítima, como sushi, tai, comida asiática, vegana y orgánica”, agregó el también creador de Vinobien, en donde muestra al mundo toda la producción vitivinícola argentina.

TN elaboró una ruta del vino, que se puede visitar en la provincia de Buenos Aires, que incluye las propuestas gastronómicas, turísticas y enológicas; distancias desde la Ciudad de Buenos Aires; valores, y qué se puede encontrar en cada una. En total, es un recorrido de unos 2100 kilómetros.

Ruta del vino de la provincia de Buenos Aires elaborada por TN
Ruta del vino de la provincia de Buenos Aires elaborada por TN

La ruta del vino bonaerense

1. Casa Gamboa Viñas & Bodega: Es la más cercana a la Ciudad de Buenos Aires, ya que se encuentra a menos de 70 kilómetros, en el Km. 65 de la Ruta Panamericana, Campana. Cuenta de cuatro hectáreas con uvas cabernet franc, pinot noir, malbec, pinot gris y cinco cepas adicionales, sobre un suelo arcilloso.

A sus visitantes ofrece una experiencia completa, enológica y sensorial. Se puede visitar, hacer un picnic en el viñedo, degustar quesos y vinos y hasta participar de la vendimia. El restaurante en medio del viñedo atiende sábados y domingos, con reserva previa, que incluye un paseo guiado por la finca, a las 11:30 o a las 16:00. Además, organiza eventos privados, que incluyen un fogón.

2. Cooperativa de la Costa de Berisso: También se encuentra cerca de CABA, a menos de 70 kilómetros, en Av. Montevideo 6420, Berisso. Son los organizadores de la fiesta provincial Vino de la Costa, que se realiza todos los años en julio y, desde 2008, elaboradora sus propios vinos.

Desde el atlántico hasta las sierras, el enoturismo crece en la provincia de Buenos Aires (Foto: Gentileza Puerta de Abra)
Desde el atlántico hasta las sierras, el enoturismo crece en la provincia de Buenos Aires (Foto: Gentileza Puerta de Abra)

Se trata de producciones familiares pequeñas, que funcionan como una cooperativa. Organizan visitas guiadas a la quinta de alguno de los productores, en la que cuentan cómo es la producción de uva, pero también de otras frutas. El recorrido sigue en la planta elaboradora de vinos de la cooperativa donde se explica el proceso. Incluye gustación, dura una hora y media y tiene un valor de $1000 por persona.

3. Finca Don Atilio: Se emplaza sobre dos hectáreas cultivadas con syrah, merlot, sauvignon blanc, pinot noir y tannat. Se encuentra a 90 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, en Paraje a la noria 300, Cañuelas, a tan solo 8 kilómetros de Uribelarrea.

Para visitar se debe realiza una reserva previa. Es con cargo e incluye el recorrido con guía por la bodega, la degustación de tres vinos y una picada con empanadas. Las visitas son los sábados y domingos de todo el año.

Sommeliers y guías acompañan a quienes visitan las bodegas (Foto: Gentileza Sadungaray)
Sommeliers y guías acompañan a quienes visitan las bodegas (Foto: Gentileza Sadungaray)

4. Finca Las Antípodas: Se encuentra en Garibaldi y Querandies, Junín, a 260 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires. Su producción incluye malbec y cabernet franc y se pueden degustar en el fin de semana allí mismo, junto con una picada con fiambres regionales y una charla explicativa del proyecto, tiene una duración de dos horas y el valor es de $2500 por persona, los grupos son de ocho.

También, ofrece alojamiento en containers dentro del viñedo y con vista a la finca, con valores que van desde los $9000 para dos personas, hasta los $11.000 para cuatro, incluyen el desayuno.

Además, un día del fin de semana -generalmente los sábados- abre las puertas para quien quiera conocer la bodega y pasar la tarde en la finca. No hace falta reservar, solo averiguar qué día está disponible. El ingreso es sin costo, solo se paga lo que se consume. La propuesta busca recrear la oferta de puertas abiertas de las bodegas de California, Estados Unidos.

5. Cordón Blanco: El viñedo está ubicado a 350 kilómetros de la capital porteña, en Galicia 1150, Tandil. La bodega vinifica carmenere, syrah, sauvignon blanc, semillon, merlot y cabernet franc.

Comenzó en 2008 como un proyecto familiar con la implantación de un viñedo al oeste de Tandil. Probaron distintas cepas y fueron seleccionando las de mejor desarrollo. En 2012 abrieron el segundo viñedo, al sur de la ciudad, en donde ensayan otras variedades buscando diferenciación de suelo, explicaron a TN.

El nombre hace referencia al cordón serrano que forman las sierras de Tandil y al cuarzo blanco, que es un mineral conocido por ser muy energético y que abunda en el primer viñedo, de ahí Cordón Blanco.

Algunas bodegas incluyen alojamientos con vistas a los viñedos (Foto: Gentileza Las Antípodas)
Algunas bodegas incluyen alojamientos con vistas a los viñedos (Foto: Gentileza Las Antípodas)

Las visitas se hacen todos los días, por un valor de $550 e incluye una degustación. El recorrido es dos horas y permite adentrarse en la historia de la bodega contada por un enólogo. Por el momento no se ingresa al establecimiento, solo se recorren los viñedos.

6. Trapiche Costa y Pampa: Si bien se asocia a la bodega con Mendoza, también está en Chapadmalal, a 430 kilómetros de CABA, y es uno de los viñedos más cercanos a la costa atlántica. La dirección es Av. Antártida Argentina Km 16, Estancia Santa Isabel.

Abre sus puertas de miércoles a domingos, y feriados, de 9:00 a 17:00. Hay dos opciones de visitas guiadas por la bodega y los viñedos: una degustación de cuatro vinos, por $2200 por persona, se realizan a las 10:00 y a las 15:30; y una degustación de seis vinos, a $2900 por persona, a las 11:30 y 13:30. En ambos casos la duración es de una hora.

Las condiciones de la tierra, las precipitaciones y las horas de sol, le dan a los vinos bonaerenses un carácter diferencial (Foto: Gentileza Myl Colores)
Las condiciones de la tierra, las precipitaciones y las horas de sol, le dan a los vinos bonaerenses un carácter diferencial (Foto: Gentileza Myl Colores)

7. Myl Colores: Cuenta con 2,5 hectáreas de viñedos a 303 metros de altura sobre el nivel del mar, en las Sierras de Pillahuinco, Coronel Pringles, a 530 kilómetros de CABA, sobre la ruta 51. Los viñedos son de uva malbec, chardonnay, pinot noir y tannat. La especialidad de la casa son los espumantes de alta gama.

En octubre comienzan con las visitas guiadas por el viñedo, con degustación, pero todo el año está abierta la casa de huéspedes con vista a la viña, que cuenta con tres habitaciones en suite. El hospedaje tiene un valor de $35.000 por día por la casa entera, para hasta siete personas.

8. Saldungaray. Cuenta con 20 hectáreas de viñedos, a 570 kilómetros del centro porteño, con uvas como sauvignon blanc, chardonnay, pinot noir, malbec, merlot, tempranillo, cabernet sauvignon y cabernet franc. Se encuentra en el pueblo de Saldungaray, Sierra de la Ventana, al sudoeste de la provincia de Buenos Aires.

En cada región de la provincia de Buenos Aires se cosechan uvas con sus propias características (Foto: Gentileza Puerta de Abra)
En cada región de la provincia de Buenos Aires se cosechan uvas con sus propias características (Foto: Gentileza Puerta de Abra)

Abre sus puertas de jueves a domingos y feriados durante todo el año, con visitas guiadas, catas dirigidas y tienda de vinos. Los recorridos se realizan cada una hora, sin reserva previa, desde las 11:00 hasta las 18:00. Duran 30 minutos e incluyen una degustación. El precio es de $500 por persona, pero se pueden luego descontar de la compra de vinos.

También brinda un servicio de catas dirigidas con reserva, cuyo valor es de $2500. En enero, febrero y vacaciones de invierno abren todos los días, en los mismos horarios.

9. AlEste Bodega & Viñedos: Es la bodega bonaerense más lejana de la capital porteña. Se trata de un predio de 300 hectáreas en el kilómetro 732 de la Ruta 22, en la localidad de Médanos, partido de Villarino, a 680 kilómetros de distancia.

Fincas a los pies de los viñedos es una característica distintiva que empezaron a incorporar algunas bodegas bonaerenses (Foto: Gentileza Myl Colores)
Fincas a los pies de los viñedos es una característica distintiva que empezaron a incorporar algunas bodegas bonaerenses (Foto: Gentileza Myl Colores)

Produce unas 60.000 botellas al año, entre malbec, cabernet sauvignon, merlot, tannat, syrah, tempranillo, petit verdot y su uva estrella, chardonnay. Para contar su historia cuenta con visitas gratis de lunes a viernes de 7:00 a 15:00 y los sábados hasta las 12:00. No hace falta reservar.

También organiza reuniones empresariales y de amigos; fiestas familiares; casamientos, y almuerzos o cenas a pedido.

Los recorridos por las bodegas, las fincas y los viñedos duran entre una y dos horas y la mayoría incluyen degustaciones (Foto: Gentileza Cooperativa de la Costa de Berisso)
Los recorridos por las bodegas, las fincas y los viñedos duran entre una y dos horas y la mayoría incluyen degustaciones (Foto: Gentileza Cooperativa de la Costa de Berisso)

10. Puerta del Abra: Es una bodega de la provincia de Buenos Aires que no está abierta para visitas ni cuenta con desarrollo turístico, solo se dedica a la elaboración del vino en la ruta 226, que une Balcarce con Mar del Plata, en un valle rodeado de sierras.

Sus vinos se pueden encontrar en vinotecas, restaurantes y Wines Bar. Actualmente, produce unos 20.000 litros de vino y cuentan con 12 hectáreas plantadas de chardonnay, albariño, riesling, pinot noir, cabernet franc. tannat y bonarda.

Fuente: TN Noticias.

Últimas noticias

Salud Pergamino incorporará un sistema de información digital

La jornada consistió en una capacitación inicial dirigida al personal de las diferentes áreas de dicha Secretaría en materia...

Más noticias como esta