domingo, diciembre 4, 2022
24.4 C
San Pedro

El relato de un argentino que combatió en la guerra de Ucrania: “Fui por un ideal, para ayudar a la gente”.

Tenés que leer..

Cuando estalló la guerra en Ucrania decenas de argentinos se organizaron en grupos virtuales para sumarse como voluntarios a la legión internacional coordinada por Kiev para luchar contras las tropas rusas. Muy pocos lo lograron.

Debían tener entrenamiento militar, hablar inglés y firmar un contrato, entre otros requisitos. El exsoldado del ejército argentino Germán Ferrero, de 43 años y oriundo de la ciudad de San Francisco, en Córdoba, aceptó el desafío. “Estuve cuatro meses y medio en Ucrania como miembro de la legión internacional” de Defensa Territorial, aseguró en una entrevista.

Ferrero mantiene un perfil bajo. Trabaja en una empresa de seguridad y tiene una hija de 15 años radicada en Colombia. Apenas dio una entrevista en YouTube y otra al canal de TV de su ciudad, Radiocanal, desde su regreso al país hace un mes, según comentó.

La embajada de Ucrania en Buenos Aires dijo que no lleva un registro de cuántos argentinos se sumaron a la legión internacional. Pero Ferrero contó que en el frente de guerra, en el bosque a orillas del río Donets, en el este de Ucrania, se topó con otro compatriota.

Germán Ferrero, el exsoldado argentino que se sumó a la legión internacional de Ucrania

En un extenso diálogo, Ferrero dijo que estuvo cuatro años en el ejército argentino, en el Regimiento de Infantería Paracaidista 14 de Córdoba. En 2001 pidió la baja y emigró a Estados Unidos y luego a Colombia antes de volver al país en 2016.

Fui a Ucrania por un ideal y para ayudar a la gente que realmente lo necesita. Era imposible permitir que un país invada a otro y más una potencia que ya no es tal como Rusia. Me siento muy contento de lo que logré. Ucrania es un país hermoso, su gente es muy amable”, afirmó.

Ahora planeo volver. Lo estoy planeando al 100%. Estoy hablando con otros amigos. Si no se termina la guerra… vuelvo”, aseguró.

Ferrero contó que trabaja en una Unidad Spam (Servicio Privado en Ambito Militar) para una empresa privada de seguridad que realiza custodias especiales. En ese rol recibe entrenamiento castrense. Además comentó que en los últimos años hizo cursos de Organización en Formación de Sistemas Israelíes

Tras decidir sumarse como voluntario, Ferrero dijo que se contactó con la embajada de Ucrania en Buenos Aires y fue aceptado para integrar la legión internacional. Entonces viajó a Polonia y allí un contacto le dio instrucciones para cruzar la frontera. “Entré a Ucrania el 14 de marzo con un lituano, dos estadounidenses, un mexicano y un escocés”, afirmó.

Germán Ferrero, de tareas de “limpieza” a la primera línea del frente en el este de Ucrania

Entonces Ferrero contó que se sumó a un grupo que recibió dos semanas de entrenamiento especial. “Cada uno tenía su propia técnica de combate. Pudimos juntar todo y sacar lo mejor de cada sistema”, dijo. Luego, según comentó, fue trasladado a una zona que prefirió no identificar “por seguridad” y allí se encargó de tareas de “limpieza”.

“´Limpiábamos´ edificios que habían sido abandonados por los rusos en su repliegue. Mi rol era el de tirador especial. Estaba a 300 metros del objetivo y brindaba seguridad al equipo que entraba a los edificios buscando armamentos o todo lo que había sido abandonado en la retirada”, sostuvo.

Al tiempo -prosiguió su relato- fue trasladado al frente de guerra en el este separatista de Ucrania. Su unidad fue desplegada en una zona boscosa a orillas del río Donets. “Estábamos a 1100 metros de los rusos. Ellos estaban cruzando el río. Se veían los morteros, sus posiciones. Operábamos junto al ejército ucraniano y la Guardia Nacional”, señaló.

Ferrero contó que allí eran bombardeados continuamente. “Veíamos los drones venir, marcaban nuestra posición y nos atacaban. Cada vez que divisábamos un dron teníamos que correr a otra posición”, afirmó.

Germán Ferrero: “Teníamos algo de comunicación” con otro soldado argentino

En el frente Ferrero dijo que se topó con otro argentino. “Estaba en otra sección (unidad). Teníamos algo de comunicación. Pero no lo puedo ubicar. Creería que está bien”, afirmó.

“Antes, durante las dos semanas de entrenamiento, conocí a otro argentino, pero prefirió no entrar en combate”, detalló.

Ferrero contó que vio a muchos compañeros morir en acción. “Vi caer gente. A veces solo podíamos dejarle un torniquete al soldado herido. Uno quería ayudar pero no se podía hacer nada. Era él o cuatro de nosotros. También me topé con cuerpos en avanzado estado de descomposición”, enfatizó.

Los miembros de la legión, según dijo, dormían en casas del pueblo cercano, que prefirió no identificar, en especial las que tenían búnkers donde protegerse. “Muchas de esas casas fueron bombardeadas y allí murieron muchos miembros de la legión”, contó.

Germán Ferrero (Foto: cortesía Germán Ferrero)
Germán Ferrero (Foto: cortesía Germán Ferrero)

Germán Ferrero: el profesionalismo en la legión internacional en Ucrania

Ferrero dijo que su relación con sus superiores siempre fue óptima y muy profesional, pero contó que muchos legionarios no estaban preparados para luchar y ponían en riesgo la seguridad del grupo.

“Teníamos los drones todo el día encima. Nos atacaban con tanques T90, los más avanzados. Una vez impactaron nuestra casa, pero ya no estábamos. Perdimos todo nuestro armamento. Nos atacaban tres veces por día durante 15 a 20 minutos y después paraban”, dijo.

Los bombardeos rusos se hicieron cada vez más fuertes y la “falta de profesionalismo” que Ferrero le atribuyó a algunos miembros de la legión hicieron que la situación se hiciera insostenible. “Nos fuimos a un búnker más grande pero el T90 nos disparaba y pensé: ´Diosito mio, si me das vida hasta mañana pido la baja. Y así fue´”.

Germán Ferrero (Foto: cortesía Germán Ferrero)
Germán Ferrero (Foto: cortesía Germán Ferrero)

“Conmigo se fueron otros. Y a la semana se fue una sección completa. Estábamos cansados después de cuatro meses y medio. Tuve solo dos días de descanso en una ciudad que era bombardeada. Era muy difícil relajarse”, graficó.

-¿Y ahora?

Quiero volver. Me traje mucha experiencia con los drones. Voy a ver si puedo capacitarme como operador de dron”, concluyó.

Fuente: TN Noticias.

Últimas noticias

San Pedro: Fiesta del Patí en Vuelta de Obligado con entrega de premios en Gobernador Castro

A pleno sol y en una jornada ideal para la actividad, se disputó este sábado en Vuelta de Obligado...

Más noticias como esta