jueves, diciembre 1, 2022
25 C
San Pedro

El día que cayó Al Capone: el mafioso más temido que terminó preso por evadir impuestos.

Tenés que leer..

Se cumplen 91 años del día en que cayó Al Capone, el mafioso nacido en Nueva York, hijo de italianos trabajadores (padre peluquero, madre costurera) pero que se educó en las calles de Brooklyn que lo llevaron a ser el hombre más temido de los Estados Unidos. El enemigo público número 1, con un prontuario lleno de antecedentes criminales, pero que terminó preso por evadir impuestos.

Sobre él pesaron acusaciones por múltiples homicidios, en su gran mayoría como autor intelectual. Además de manejar el juego clandestino y la prostitución, fue el rey del contrabando y venta de bebidas alcohólicas en los Estados Unidos, en tiempos en los que regía la llamada Ley Seca.

Sin embargo, el FBI terminó juntando de a pequeños cargos de evasión, en los que no pudo demostrar sus ingresos, para sentenciarlo a 11 años de prisión y llevarlo a la cárcel, aunque no cumplió todo su condena encerrado en un Penal.

El día que cayó Al Capone: un mafioso sanguinario al que también conocían como “Scarface”

Su nombre era Alphonse Capone aunque de niño ya todos le decían simplemente Al. La escuela Primaria le hizo en un colegio católico de Brooklyn, en donde recibió una educación tan represiva que se rebeló de la peor manera: en 6° grado, agredió a su maestra y lo expulsaron. Nunca más pisó una escuela.

Pero sí pisó y transitó las calles, donde se convirtió enseguida en pandillero, de la banda “James Street Boys”, donde mandaba Johnny Torrio, quien fue su mentor en el oficio de ser mafioso y a quien suplantó, tomando el control de los negocios.

Cuando decidió dejar Nueva York para trasladarse a Chicago, sus bienes crecieron tanto como su poder. Ya era el capo mafia más poderoso del país y se convirtió en el enemigo público número uno de las fuerzas federales. Antes de abandonar Brooklyn, se llevó en la piel un recuerdo: a la salida de un prostíbulo, se peleó con un pandillero que le dio un navajazo en la cara. Además de Al Caponepasó a ser llamado “Scarface”.

La foto policial de Al Capone. Recibió una pena de 11 años de prisión por evasión impositiva, aunque sólo cumplió un poco más de la mitad de su condena.
La foto policial de Al Capone. Recibió una pena de 11 años de prisión por evasión impositiva, aunque sólo cumplió un poco más de la mitad de su condena.

Con la Ley Seca (instaurada en 1920), se hizo fuerte en el manejo del mercado negro del alcohol, en especial el licor y el whisky. Ya controlaba el juego y la prostitución, por lo que su poder no tenía techo ni nadie que le hiciera sombra. Y si alguien se le interponía, ordenaba eliminarlo.

Y eso fue lo que ocurrió el 14 de febrero de 1929, cuando ocurrió La matanza del Día de San Valentín. Aquel día, Capone ordenó matar a Bugs Moran, un contrabandista que le competía el poder. Y la banda de Capone le hizo una trampa a la banda de Bugs y asesinó a siete de sus miembros. El caso fue tan resonante que el presidente norteamericano, Herbert Hoover, ordenó terminar como sea con Al Capone.

El día que cayó Al Capone: cárcel y una multa de apenas 50 mil dólares

Como el mafioso no dejaba huella de sus crímenes, el FBI entendió que sería más fácil atraparlo por evasión. Y así fue, a pesar de la buena imagen social que ostentaba en tiempos de la famosa “Gran Depresión”, cuando mantenía a sociedades benéficas y les daba de comer a los hambrientos.

Ya en 1927, Al Capone sospechó por dónde podrían buscarlo cuando la Corte Suprema de Estados Unidos condenó a Manny Sullivan, un traficante de whisky que no pudo probar su crecimiento económico y fue preso por evasión impositiva. Capone se mudó a su mansión de Palm Island y comenzó a refaccionarla aunque no era necesario, porque la casa estaba perfecta. Pero necesitaba comprobantes de gastos para lavar su dinero.

Hasta que un día la policía lo detuvo por portar un arma si papeles a la salida de un cine. A partir de ahí comenzaron a sumarle cargos por violar leyes impositivas. El hombre que había violado todo tipo de leyes, fue condenado por no poder probar sus ganancias. Aunque solo fueron cinco cargos, por los que pagó una irrisoria multa de 50 mil dólares y recibió la pena de 11 años de prisión, condena que se conoció el 17 de octubre de 1931.

Igualmente, apenas estuvo encerrado seis y medio hasta pasar a un régimen de prisión hospitalaria para luego lograr la libertad por buena conducta. Lo más duro fue el tiempo que pasó en la prisión de máxima seguridad, Alcatraz, aunque se las arregló para seguir siendo líder. Si hasta se lució tocando el banjo junto a otros dos reclusos con quienes formó un trío musical.

La prisión hospitalaria se la dieron en 1937, cuando se descubrió que sufría paresia, una enfermedad que lo llevó a una gran parálisis física y a la demencia. Cuando recibió la libertad por buena conducta, volvió a Palm Island, donde murió al poco tiempo, joven, a los 48 años. El origen de la paresia fue una sífilis mal curada en su adolescencia. Y la razón no fue la falta de un medicamento, sino que Al Capone le tenía miedo a las inyecciones.

Fuente: TN Noticias.

Últimas noticias

Marruecos venció a Canadá, quedó primero y clasificó a los octavos de final

El conjunto africano se impuso por 2 a 1 y quedó en lo más alto del Grupo F, por encima de Croacia. Así, por segunda vez en su historia, logró pasar de la primera fase.

Más noticias como esta