sábado, noviembre 26, 2022
36.1 C
San Pedro

La Ciudad le pidió a la Justicia que autorice las pistolas Taser

Tenés que leer..

La ciudad de Buenos Aires presentó este martes ante la Justicia un amparo por mora para destrabar la importación de pistolas Taser, cuyo ingreso al país se encuentra frenado por el Gobierno nacional, que no otorga el permiso correspondiente.

En el escrito, el distrito acusó al Ejecutivo de “demonizar” el uso de estas armas, afirmó que no las autoriza por cuestiones “ideológicas” y argumentó que las mismas son empleadas por las fuerzas de seguridad de “casi todos los países del mundo”.

La presentación judicial tuvo lugar después de que en mayo de 2021 la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac) diese el visto bueno a la adquisición de 60 dispositivos modelo X2 para la Policía de la Ciudad. Sin embargo, la renuncia de Ramiro Urristi, el entonces titular de la Anmac hizo que la compra se trabara.

Frente al escenario planteado, la administración de Horacio Rodríguez Larreta había advertido en agosto que llevaría el caso ante la Justicia si no había una pronta resolución. Para que ello ocurra, la Ciudad consignó que “una vez autorizado el uso del dispositivo el proveedor debe presentar un pedido de autorización de importación en Anmac”. Esa solicitud se encuentra pendiente de resolución en ese organismo.

Mediante un comunicado, el ministro Marcelo D´Alessandro dijo que “el problema del Gobierno Nacional es ideológico, y que llegaron a comparar las Taser con las picanas de la dictadura”. Y añadió: “Demonizaron el uso de estas armas y trabaron una herramienta fundamental para la seguridad de los 3 millones de porteños y las casi 4 millones de personas que diariamente ingresan a la Ciudad”.

Según se explicó desde la Ciudad, las Taser generan una descarga eléctrica que inmoviliza al potencial agresor, “por lo que son ideales para actuar en espacios reducidos con abundancia de público. Cuando son disparadas, unos dardos guiados por un cable envían 400 volts durante cinco segundos”.

“El objetivo es dotar a la Policía de la Ciudad de un armamento que le permita a sus efectivos protegerse y cuidar a los transeúntes y a los actores pasivos del hecho sin poner en riesgo la vida del atacante”, afirmó el funcionario.

Cabe recordar que en mayo de 2019, a través de una resolución firmada por la entonces ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el Gobierno de Mauricio Macri reglamentó el uso de las Taser por parte de las fuerzas policiales y de seguridad federales. Además, aprobó un protocolo y dispuso la capacitación del personal para su utilización.

Sin embargo, en diciembre de 2019, una de las primeras medidas que tomó la ahora ex ministra Sabina Frederic fue la derogación del protocolo, que disponía su uso en terminales de gran afluencia de público, como estaciones de tren o aeropuertos. Esto le valió críticas, entre otros, del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, quien aseguró que por ejemplo en el caso del cantante Chano Carpentier el daño hubiera sido menor si el personal policial usara las pistolas eléctricas.

Pese a esto, el actual ministro Seguridad nacional, Aníbal Fernández desestimó la posibilidad de que el país pueda utilizarlas al asegurar que “no se está preparado para eso, ni de casualidad”.

Las pistolas Taser son armas de electrochoque, que disparan proyectiles con cables que administran corriente suficiente como para afectar los músculos, principalmente las extremidades, e inmovilizar temporalmente. (DIB) 

Últimas noticias

Ruta 2: iniciaron las obras para repavimentar 146 kilómetros

Previo a la repavimentación de la Ruta 2, una de las arterias clave en el camino hacia la costa...

Más noticias como esta