sábado, diciembre 3, 2022
13.9 C
San Pedro

La verdadera historia detrás de la mansión de “Vigilante” es aún más aterradora: “Sangre joven, mejor para mí”.

Tenés que leer..

Hace algunos días se estrenó en Netflix la miniserie Vigilante, una de las producciones creadas por Ryan Murphy para la plataforma. Rápidamente, la ficción se convirtió en una de las más vistas en el streaming, con un condimento especial: detrás de ella hay una historia real.

Más allá de los elementos ficcionales que le agregaron sus creadores, la realidad que vivió una pareja cuando se mudó a su nueva fue una pesadilla. Empezaron a recibir cartas amenazantes firmadas por alguien autodenominado “El Vigilante” que les detallaba sus movimientos y los hostigaba.

Cómo es la historia real detrás de “Vigilante”

En junio de 2014, Derek Broaddus estaba feliz. Había comprado una casa en Westfield, Nueva Jersey, y estaba a punto de terminar de pintar una parte de su nuevo hogar. La mansión, de 6 habitaciones, ubicada en el 657 Boulevard de esa ciudad, había costado 1.350.000 dólares, una cifra que implicó mucho esfuerzo para sus nuevos propietarios, con una hipoteca incluida.

Pero el día en el que el nuevo dueño estaba admirando ese momento de felicidad, se dio cuenta de que había una carta en su buzón. Al abrirla, se encontró con una pesadilla de la que no pudo salir durante 6 meses. Firmada por “El Vigilante”, el texto le daba “la bienvenida” al barrio, pero le advertía que alguien estaba atento a todo lo que hacía la familia.

La carta real que recibió la pareja que nunca pudo vivir en la casa de sus sueños. (Foto: Page Six)
La carta real que recibió la pareja que nunca pudo vivir en la casa de sus sueños. (Foto: Page Six)

“La casa de 657 Boulevard fue el objeto de mi familia durante décadas y, a medida que se acerca su cumpleaños número 110, me pusieron a cargo de observar y esperar su segunda venida. Mi abuelo vigilaba la casa en la década de 1920 y mi padre la vigilaba en la década de 1960. Ahora es mi momento. ¿Conocés la historia de la casa? ¿Sabés lo que hay dentro de los muros del 657 Boulevard? ¿Por qué estás acá? Voy a averiguar”, le escribió.

A medida que avanzaba en los párrafos, la cuestión se puso mucho más oscura. El vigilante sabía los movimientos de los hijos de la pareja, qué es lo que hacía dentro de la propiedad y dejó una frase que alertó mucho más a los nuevos propietarios: “¿Necesitás llenar la casa con la sangre joven que te pedí? Mejor para mí”.

De acuerdo a lo que cita la revista The Cut, Broaddus llamó la Policía de Westfield y se movilizaron a su vieja casa, que aún no habían desocupado del todo. También se contactaron con los dueños anteriores para saber qué les había pasado, aunque recién después admitieron que habían recibido textos similares.

Qué pasó con la investigación real sobre la casa de Vigilante

Los Broaddus, a lo largo de las semanas que pasaron, siguieron recibiendo cartas cada vez más agresivas y delirantes. Esto los obligó a evitar mudarse a la casa que había comprado con todo el amor y deseo del mundo. Pero, a su vez, contrataron un investigador privado para saber qué es lo que pasaba. Esto dejó muchas teorías, pero ninguna certeza, al igual que la investigación oficial que se hacía en paralelo.

El frente de la verdadera en la que se basó Ryan Murphy para crear la miniserie. (Foto: Page Six)
El frente de la verdadera en la que se basó Ryan Murphy para crear la miniserie. (Foto: Page Six)

“Nuestro departamento de policía realizó una investigación exhaustiva basada en las circunstancias de hecho y la evidencia disponible”, señaló un vocero de la Policía de Nueva Jersey cuando el caso explotó por todos los medios. Ocho años después, no hay certezas de quién pudo haber sido “El Vigilante”.

Durante esos años, los propietarios intentaron venderla como sea. Primero, insistieron para desprenderse del lote a un constructor que buscaba tirarla abajo para construir dos casas en el predio. Pero los vecinos se opusieron porque opinaron que las cartas “eran un engaño”.

De esta forma, perdieron una oferta potable y no les quedó otra que alquilarla para mantenerla. Dos años después del caos que padecieron los dueños originales, quienes se fueron a vivir a la propiedad también recibieron otra carta con términos que generaban escalofríos. “Vientos violentos y un frío amargo para el vil y rencoroso Derek y su esposa Maria”, decía el sobre.

Parte de la denuncia que hicieron los propietarios que recibieron las cartas intimidantes de "El Vigilante". (Foto: captura Gawker)
Parte de la denuncia que hicieron los propietarios que recibieron las cartas intimidantes de «El Vigilante». (Foto: captura Gawker)

La Policía continuó con la investigación, pero no se pudo sacar ninguna conclusión. Finalmente, en agosto de 2019, los Broaddus vendieron la mansión. “No le deseamos nada más que la paz y la tranquilidad que una vez soñamos en esta casa”, le escribieron a los nuevos propietarios, que la adquirieron por mucho menos que el precio original, a 959 mil dólares.

Cómo es “Vigilante”, la miniserie creada por Ryan Murphy

Desde hace un par de años, el productor y cineasta Ryan Murphy firmó un acuerdo con Netflix para la realización de series, miniseries y películas. En ese pacto comercial, entró Vigilante, una de sus creaciones.

Bobby Cannavale, en una escena de "Vigilante". (Foto: Netflix)
Bobby Cannavale, en una escena de «Vigilante». (Foto: Netflix)

Basada en la historia real que le ocurrió a la pareja de los Broaddus, la ficción está protagonizada por Bobby Cannavale y Naomi Watts. Ambos encarnan a los Brannock, una pareja que compra el hogar de sus sueños, hasta que reciben las cartas con mensajes amenazantes.

Parte de los textos de esas misivas son muy similares o iguales a los originales, tal vez el mejor hallazgo de la miniserie. Pero nada se sostiene después del capítulo inicial, uno de los más sólidos.

A partir de las vueltas interminables que tiene Vigilante, todo se hace previsible y confuso a la vez. Cuando se sospecha de alguien, se anticipan ciertos movimientos que dan cuenta de que ese posible vigilante no es. Al mismo tiempo, las constantes vueltas de tuerca mezclan las subtramas hasta hacerlas incomprensibles: nada tiene sentido.

Naomi Watts y Bobby Cannavale en "Vigilante". (Foto: Netflix)
Naomi Watts y Bobby Cannavale en «Vigilante». (Foto: Netflix)

El tono tedioso de los 7 episodios y las insólitas sobreactuaciones tanto de Cannavale como de Watts, Jennifer Coolidge Noma Dumezweni convierten a Vigilante en una de las producciones más flojas en la historia de las ficciones creadas por Murphy.

¿El final? Sin intención de spoilear, es difícil explicar el cierre sin caer en una comparación absurda: parece una sátira de Saturday Night Live. La realidad, en este caso, como en tantos otros, superó ampliamente a la ficción.

Fuente: La Capital.

Últimas noticias

Escobar: En Panamericana y a punta de pistola, robaron la moto a una pareja de colombianos que recorre Sudamérica

El asesinato del empresario Andrés Blaquier para robarle la moto en la autopista Panamericana causó una fuerte conmoción pública...

Más noticias como esta