miércoles, diciembre 7, 2022
35.5 C
San Pedro

En base a un identikit, buscan a un gerontofílico por el crimen de una mujer de 73 años en Campana

Tenés que leer..

A un año del crimen de Rosa Marta Invernon, la mujer de 73 años hallada asesinada semidesnuda en un descampado de la localidad de Campana, los investigadores buscan como principal sospechoso a un hombre que se cree que ataca con fines sexuales a adultas mayores, de quien se tiene un identikit elaborado en base a un testigo, informaron fuentes judiciales.

Los voceros dijeron a Télam que a pesar de que el Ministerio de Seguridad de la Nación ofrece una recompensa de un millón de pesos para quienes aporten datos que permitan dar con el autor del femicidio, durante el año transcurrido desde el asesinato nadie se comunicó con la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Campana, a cargo de la fiscal Ana Laura Brizuela, quien instruye la causa.

El cuerpo de Invernon fue hallado el 16 de octubre pasado en un camino que cruza un terreno rodeado por abundante vegetación, en el barrio Otamendi, de Campana, ciudad ubicada en el norte de la provincia de Buenos Aires.

Según detalló un vocero judicial, el cadáver se encontraba desnudo de la cintura para abajo y parte de su ropa interior se halló a unos 300 metros del cuerpo, lo que desde el inicio fue interpretado como indicio de un ataque con fines sexuales, a pesar de que no se detectaron evidencias de que la víctima haya sido violada.

La autopsia reveló que Invernon murió como consecuencia de múltiples golpes en la cabeza provocados con un objeto romo, es decir, con un elemento contundente sin filo.

El cuerpo fue hallado cerca de las 11.35 de ese día por una persona que caminaba por la zona y que, al verlo, alertó a la policía mediante un llamado al 911.

Los agentes determinaron que la víctima tenía todas sus pertenencias, ya que en la escena del ataque se hallaron su teléfono celular, 2.000 pesos, las llaves de su casa, una bolsa con pertenencias y su DNI, lo que hizo a los investigadores descartar la pista del robo como motivación del asesinato.

«La víctima sufrió un ataque con fines sexuales, ya que estaba desnuda de la cintura para abajo. El perfil del agresor en base al análisis realizado nos indica que se trata de una persona que posee alteraciones psicológicas y tendencia a la gerontofilia, una fijación sexual con los adultos mayores», explicó a Télam un investigador con acceso a la causa.

Esa es la conclusión a la que se arribó tras un año de estudios y observaciones a cargo de especialistas de la Dirección de Análisis de la Conducta del Ministerio de Seguridad bonaerense, agregó la fuente consultada por Télam.

Los mismos peritos detallaron que, en base a cómo se encontró el cuerpo de Invernon y a la metodología utilizada para llevar a cabo el crimen, el agresor «es un hombre desorganizado e impulsivo», que «no pensó en la víctima, no la eligió, sino que se trató de una situación espontánea».

Para avanzar en la identificación del sospechoso, la fiscal Brizuela envió la totalidad de las prendas de vestir de la víctima y muestras extraídas de sus uñas a los laboratorios judiciales de las localidades bonaerenses de Junín y La Plata con el fin de detectar rastros genéticos que conduzcan al él, aunque sin resultados.

«No hay ADN distinto al de ella», dijo una de las fuentes consultadas.

Los pesquisas saben que el ataque que finalizó con la mujer asesinada fue rápido: «A las 11.15 (testigos) la ven bajar de un tren y a las 11.35 el hombre llamó a la policía para avisar que habían encontrado un cuerpo», contó un vocero.

En base a un testigo circunstancial que vio a Invernon hablar con un hombre en ese lapso, los detectives elaboraron un identikit del sospechoso, de unos 30 años y con quien la víctima se cruzó en las escalinatas de la estación de trenes de Otamendi.

Ese identikit es el único elemento concreto en base al cual se busca al asesino a un año del hecho, ya que nadie aportó datos a la causa a pesar de que desde principios de febrero de este año el Ministerio de Seguridad de la Nación ofreció una recompensa de un millón de pesos por información que permita esclarecer el caso.

«No tuvimos ni un llamado», explicó la fuente consultada con cierto asombro, tras lo cual añadió que, aunque la fiscal Brizuela continuó con la investigación y dispuso una serie de allanamientos, aún no se logró dar con el agresor.

De la investigación surgió que Invernon, quien residía en la localidad de Villa Adelina, viajó hasta el barrio Otamendi, de Campana, ubicado a 65 kilómetros de su casa, lo que le insumió cerca de una hora.

«Era un sábado soleado hermoso. Ella había ido al Parque Nacional Ciervo de los Pantanos que queda allí en Otamendi», indicó el investigador.

Esos datos fueron corroborados por los registros de una cámara de seguridad que captó a la mujer a las 8.45 de ese mismo día cuando realizaba una carga virtual de su celular en un comercio cercano a su casa.

Asimismo, de su teléfono se extrajeron fotos con los horarios de ida y de vuelta del ferrocarril hacia Campana.

«Está filmado también cuando se está subiendo al tren. El maquinista y una pasajera declararon que recordaron cuando subió ese día. Mediante las imágenes se estableció que a las 11.09 descendió de la formación y calculamos que tardó unos ocho o nueve minutos para orientarse y subir unas escaleras», agregó la fuente.

En tanto, el testigo que encontró el cadáver declaró que pasó a las 9 por el lugar, que es una especie de atajo utilizado por los lugareños para llegar a la zona comercial del pueblo, donde no había nada, hasta que al regresar a las 11.30 halló el cuerpo. Télam.

Últimas noticias

La piloto de 15 años que se ganó un lugar en la Academia Ferrari

Aurélia Nobels fue la ganadora de "Girls on Track", un programa que promueve la participación de la mujer en el automovilismo.

Más noticias como esta