miércoles, diciembre 7, 2022
35.5 C
San Pedro

Es fotógrafo y durante el Mundial visitará en motorhome pueblitos de la Argentina para mostrar la pasión local.

Tenés que leer..

Guido Rodríguez tiene 32 años y desde hace siete recorre la Argentina. A lo largo del camino fue sumando a su ruta pueblos por conocer, perros compañeros de viaje y miles de experiencias que retrata en fotos y videos. Por ahora, su sueño no es vivir viajando, quiere tomarse el tiempo para conocer cada lugar y, fundamentalmente, a sus habitantes. Este fin de año, se dedicará a recorrer la Argentina con el objetivo de retratar cómo se vive en el interior el Mundial y llevarse postales de la pasión del país.

Los kilómetros, sin un contexto, no tienen sentido. Se pueden hacer los 5000 kilómetros de la ruta 40, desde Santa Cruz a La Quiaca, en una semana o dos, pero no es mi idea. Hay gente que cuenta los kilómetros, a mí lo que más me importa son los pueblos. La primera vez viajé tres semanas y conocí 25 pueblos en menos de 600 kilómetros”.

Si de contar se trata, en la provincia de Buenos Aires conoció 57 pueblos de menos de mil habitantes. Cuando regresa a su Villa Devoto Natal, en las tres semanas que no está viajando, se dedica a editar el contenido que fue recabando, para subirlo a sus redes sociales (@gui10road). También tiene su propia revista digital en la que comparte sus experiencias y que le sirve como sustento económico, además de la plataforma Cafecito y algunos sponsors.

Sus tres perros son su familia, por eso, el motorhome está equipado con colchonetas para ellos (Gentileza: @gui10road)
Sus tres perros son su familia, por eso, el motorhome está equipado con colchonetas para ellos (Gentileza: @gui10road)

“La idea es empezar a viajar un poquito más, pero no irme todo un año. Tal vez en tres meses cambio de opinión, pero por ahora, viajo una semana por mes”, dice. En breve tiene previsto salir de Buenos Aires para recorrer pueblos de las dos provincias que todavía no conoce: Córdoba y Mendoza.

Un motorhome, tres perros y mucho por conocer

Guido vive en la localidad porteña de Villa Devoto, es fotógrafo y empezó a viajar cuando tenía 20 años. Conoce Bolivia, Colombia, Perú, Uruguay y Paraguay, pero desde hace siete años solo se dedica a la Argentina. A medida que fue pasando el tiempo se fue profesionalizando, mejorando la movilidad y fue sumando compañeros de ruta.

Su primer viaje lo hizo en bicicleta y los siguientes, a dedo. En 2018 compró la primera van que, con ayuda de un carpintero y de su mamá, la convirtió en motorhome. Con la independencia que le dio contar con vehículo propio y no necesitar de un hospedaje que admita mascotas, pudo subir a sus perros al viaje. Primero llevó a uno, luego fueron dos y desde hace un tiempo, la familia completa se sube a la aventura.

Guido Rodríguez es fotógrafo y utiliza el drone para generar contenido para sus redes sociales (Gentileza: @gui10road)
Guido Rodríguez es fotógrafo y utiliza el drone para generar contenido para sus redes sociales (Gentileza: @gui10road)

Desde el año pasado, en el motorhome tiene electricidad, cocina, agua caliente, baño con ducha y tres colchonetas para sus perros. “Ahora sí soy 100% independiente, puedo parar donde quiera y estar el tiempo que quiera, pero los primeros tres años y medio fue más que nada tener una cama”.

A Timón, Pumba y Barú los adoptó en refugios, en distintos momentos de su vida, y los fue acompañando para que aprendan a disfrutar de la experiencia de viajar tan intensamente como lo hace él. Uno tiene seis años, otro cuatro y el más cachorro, apenas dos. “Viajan perfecto. Cuando en los pueblos me ven llegar con tres perros grandes, callejeros, al principio es una sorpresa, piensan que me perdí y después se transforma en una situación muy linda, muy cálida”, asegura.

Asegura que los cuatro forman una familia, pero reconoce que “tiene sus complicaciones”. “Viajar con un perro es difícil, viajar con tres es muy difícil y sobre todo siendo un humano y tres perros, pero cada vez nos vamos entendiendo mejor y viajando mejor”.

Pequeños pueblos, grandes anécdotas

Después de conocer casi toda la Argentina, Guido decidió dedicarse a recorrer pequeños pueblos de la provincia de Buenos Aires. “Son muy chiquitos, de menos de mil habitantes y, como tengo la libertad de viajar en el motorhome, que me permite frenar en lugares que no hay alojamiento, me quedo por lo menos 24 horas, en donde mucha gente va dos o tres horas y se vuelve”, cuenta.

Dice que lo que le gusta es “la experiencia de poder disfrutarlos”. “Me gusta la naturaleza, me gusta la tranquilidad, la gente supercálida, siempre bien predispuesta a ayudar; si tocan la bocina es para saludar a un vecino; no hay ruido motorizado al que uno acostumbra a escuchar en la ciudad y eso lo disfruto”, asegura.

Solo quiere sumar experiencias, anécdotas para contar y darle visibilidad a lugares que de otra manera no tendrían. “Fui teniendo un montón de experiencias distintas, todas positivas; tengo muchísimas anécdotas. Realmente disfruto mucho de hacer lo que hago y poder mostrarlo y nada me gusta más que viajar con mis tres perros”.

Ese amor por la naturaleza lo acercó al vegetarianismo. En su perfil de las redes sociales dice que ama a sus perros y que no come animales. En su casa de Devoto intenta ser vegano, pero cuando viaja alguna pizza entra al menú. En su cocina del motorhome no faltan los vegetales, las semillas, el arroz y las pastas.

Muchos pueblitos de los que recorre viven de la explotación ganadera, pero asegura que cuando ve animales de granja intenta no pensar en eso. “Soy vegetariano más que nada por la nutrición. Lo más difícil es cuando me invitan a un asado y no como carne, esa situación es la única difícil, pero no pasa nada, algún queso puedo compartir”, dice entre risas.

“Si quieren viajar, no lleven la locura de la ciudad”

Su próximo objetivo a cumplir es en noviembre. Tiene previsto salir de Buenos Aires y recorrer pueblos pequeños de otras provincias para filmar cómo se vive el Mundial de Fútbol de Qatar.

Si bien antes de dejar Devoto lleva planificado su viaje, se permite ir haciendo modificaciones sobre la marcha. “Llevo una hoja de ruta para saber a cuántos kilómetros de un pueblo hay otro. En general voy con fechas fijas de salida y de regreso, pero si quiero me quedo más tiempo”, cuenta.

También antes de la partida lee sobre los pueblos que va a recorrer, pero su idea es redescubrirlos y mostrarlos como él los conoce y contar las experiencias que él vive en cada uno.

Cuando lo ven llegar con los tres perros grandes dice que la gente piensa que está perdido (Gentileza: @gui10road)
Cuando lo ven llegar con los tres perros grandes dice que la gente piensa que está perdido (Gentileza: @gui10road)

Si tiene que dar un mensaje para quien está planificando viajar, dice que no se queden con la duda y lo hagan. “Lo mejor es tomar la decisión y arriesgarse y poder hacer ese viaje que se sueña, que se tiene en la cabeza, y no quedarse con la duda de qué hubiese pasado si viajaba, porque la experiencia de hacer algo soñado queda para toda la vida”.

Una recomendación para los que viajan es que descubran los lugares. “Si van a un pueblito camínenlo. Una de las cosas más lindas de esos lugares es que se pueden recorrer en su plenitud, pero no lleven la locura de la ciudad, eso de querer hacer todo rápido. Lo mejor es disfrutar todo un día entero y quedarse a dormir”, dice con la convicción de quien lo hace una semana por mes.

Últimas noticias

La piloto de 15 años que se ganó un lugar en la Academia Ferrari

Aurélia Nobels fue la ganadora de "Girls on Track", un programa que promueve la participación de la mujer en el automovilismo.

Más noticias como esta