jueves, febrero 29, 2024
22.2 C
San Pedro
Tenés que leer..

Mientras se somete a una serie de hábitos tan argentinos como el mate, la siesta y los partidos de truco con los muchachos, Isidoro Vidal se va dando cuenta de que está dejando de ser joven. Al mismo tiempo, lo acecha una serie de crímenes violentos; asesinatos y secuestros que tienen en común la edad de las víctimas y argumentos tan polémicos como el crecimiento desenfrenado de la población. Esa otra guerra -una guerra civil y despareja, apocalíptica, pero, a la vez, atávica- es precisamente la que describe con sus imperecederas armas narrativas Adolfo Bioy Casares en esta novela indispensable de la literatura argentina; una guerra que, como todas, pero incluso mucho más que las otras, se define por el hecho de escupir hacia arriba.

Últimas noticias

Duró poco: el Gobierno de Javier Milei volvió a cruzar al papa Francisco

El papa Francisco valoró el rol del Estado y de la justicia social. El vocero de Javier Milei contradijo...

Más noticias como esta