sábado, enero 28, 2023
31.6 C
San Pedro

Da miedo: el robot Atlas de Boston Dynamics es más ágil y coordinado que muchos humanos

Tenés que leer..

Atlas, el robot humanoide de Boston Dynamics, aprende a pasos agigantados. Sabíamos que se le daban bien los movimientos de baile o los saltos, pero sus capacidades van mucho más allá. Ya puede interactuar objetos, completando una secuencia completa: agarra, transporta y los lanza o deposita en el lugar que haga falta. Sus desarrolladores hablan de “nuevas capacidades”.

Lo podemos comprobar en un nuevo vídeo, en el que Atlas hace gala de lo aprendido. Al inicio, vemos que un trabajador que está encima de un andamio le pide ayuda al robot. En concreto, que le entregue una bolsa de herramientas. Este particular asistente coge una tabla y la coloca haciendo una especie de puente. Después, recoge la bolsa, sube unas escaleras y pasa con un envidiable equilibrio sobre ese atajo. Por último, pega un salto y completa su misión. No conforme, baja de esa plataforma de una manera particular: con una voltereta casi perfecta.

Atlas agarra, transporta y arroja la bolsa de herramientas, sube escaleras, salta entre niveles y empuja un gran bloque de madera fuera de su camino antes de desmontarse con un giro invertido de 540 grados”, explican desde Boston Dynamics, una empresa estadounidense de ingeniería y robótica.

El fabricante habla de una progresión natural. “A primera vista, la rutina parece alejarse un poco de los videos anteriores, menos llamativa y más funcional. Pero los nuevos movimientos representan una progresión natural de la investigación en curso”, dice Ben Stephens, encargado del desarrollo de Atlas.

Sus desarrolladores destacan su evolución. Más allá del baile inicial, pretenden que el robot pueda realizar estas tareas habituales con cierta velocidad humana. “La gente es muy buena en estas tareas, por lo que ha requerido algunas actualizaciones bastante importantes en el software de control”, aseguran.

Aprendizaje continuo

Atlas, el robot humanoide, es capaz de completar rutinas cada vez más complejas

atlas-dynamic
Las rutinas de Atlas se vuelven cada vez más complejas Boston Dynamics

Las rutinas de Atlas se vuelven cada vez más complejas. En este caso, se ha enfrentado a un doble desafío: detectar, agarrar y mover objetos con diferentes tamaños, materiales y pesos y mantener el equilibrio mientras maneja esos objetos por el mundo.

Para Stephens, una de las secuencias más impresionantes de la nueva rutina es la apertura, cuando Atlas manipula una gran tabla de madera. En lugar de darse la vuelta con cautela, el robot realiza un salto de 180 grados mientras sostiene la tabla, «lo que significa que el sistema de control del robot debe tener en cuenta el impulso de la tabla para evitar que se vuelque». Esa agilidad no está reñida con la precisión, porque coloca este material justo en el lugar indicado.

La rutina la completa a lo grande, con una acrobacia mucho más complicada que una simple voltereta para atrás. “El giro agrega una asimetría que no existe en una voltereta hacia atrás normal”, valoran los desarrolladores, que, pese a los avances, reconocen que todavía están «muy lejos» de crear robots humanoides que puedan abordar rutinariamente trabajos en el mundo real.

En pruebas

Un robot para la investigación

A diferencia de otros robots como Spot y Stretch, este humanoide no está a la venta. Boston Dynamics define a Atlas como un proyecto de investigación. A partir de esto, el equipo de la compañía espera avanzar en materia de I+D: “Puede ayudar a mejorar el hardware y el software de otros robots, al mismo tiempo que se avanza hacia una máquina que se dirige a cualquier sitio, hace cualquier cosa y es capaz de realizar esencialmente las mismas tareas físicas que una persona”.

Los investigadores saben que queda mucho camino por recorrer. “Nuestra esperanza es que, si podemos construir la tecnología fundamental que nos permita crear y adaptar fácilmente comportamientos dinámicos como estos, deberíamos poder aprovecharla en el futuro para realizar trabajos reales y físicamente exigentes con rapidez”, dice la líder del equipo, Scott Kuindersma.

Toda una declaración de intenciones, porque quizás, en un futuro no muy lejano, veamos a robots convertidos en un empleado más, capaces de completar un trabajo habitual en un taller o en una fábrica.

Últimas noticias

Video: El fuerte cruce al aire entre Sofía Zámolo y Josefina Pouso: “Vivís una realidad que otros no viven”

El informe que emitía Nosotros a la mañana refería al accionar de un policía que debió romper el vidrio de un...

Más noticias como esta