lunes, junio 17, 2024
13.3 C
San Pedro

En un virtual plebiscito, Cuba renueva el Parlamento en elecciones marcadas por la sombra del abstencionismo

Tenés que leer..

Las elecciones en Cuba se parecen cada vez más a un plebiscito. Este domingo unos 8 millones de cubanos están habilitados para renovar la Asamblea Nacional del Poder Popular, su órgano legislativo, en medio de un creciente abstencionismo que viene aumentando en forma ininterrumpida en los últimos 10 años.

Con índices de participación histórica superiores al 90% hasta la muerte de Fidel Castro en 2013, la abstención llegó al récord del 31,5% en las elecciones municipales de noviembre pasado. Hoy la oposición sueña con superar ese registro en un contexto de grave crisis económica y de un importante éxodo hacia los Estados Unidos tras la pandemia y la agudización del bloqueo.

“Sería un éxito si la abstención superara el 40%″, dijo a EFE el disidente Manuel Cuesta Morúa. El voto no es obligatorio en la isla.

Cómo son las elecciones cubanas y cómo se eligen a los candidatos

En los comicios no hay opositores. Hay 470 candidatos para 470 bancas. Todos ellos fueron postulados por vía indirecta. La mitad son delegados de Asambleas Municipales del Poder Popular elegidas en elecciones locales y el resto son dirigentes propuestos por las llamadas “comisiones de candidatura” sobre la base de propuestas de organizaciones de masas, en teoría no vinculadas al Partido Comunista de Cuba (PCC). Los defensores del sistema sostienen que el PCC no confecciona ni aprueba las listas de candidatos. Pero en la práctica la enorme mayoría terminan siendo miembros del partido.

El único requisito es que los postulantes al Parlamento obtengan el 50% de los votos más uno para validar el respaldo popular. De no alcanzar ese número, su banca queda vacante. Finalmente, el lugar será ocupado por un representante elegido por la asamblea municipal de la circunscripción involucrada, pero a propuesta otra vez de una “comisión de candidatura”. En esta especie de “segunda vuelta” no hay validación electoral.

Ocho millones de cubanos están habilitados para votar este domingo (Foto: Reuters)
Ocho millones de cubanos están habilitados para votar este domingo (Foto: Reuters)

“Se decide poco en la práctica política desde el punto de vista electoral porque todo lo que resulte del 26 de marzo ya está decidido, pero mucho sobre el comportamiento del pueblo cubano elector ante la situación económica, política y social de Cuba”, dijo a TN el jurista y columnista del portal cubano independiente El ToqueJulio Antonio Fernández.

Los cubanos tienen la posibilidad de votar por todos los candidatos de su circunscripción o solo por uno o algunos de ellos. O sufragar en blanco. En la prensa oficial se implementó una intensa campaña para concurrir a las urnas y elegir lista completa. En esta ocasión uno de los candidatos será el expresidente Raúl Castro, de 91 años.

“Para quienes queremos una Cuba soberana, que siga buscando contra viento y marea la justicia social, es la hora de alzarnos sobre dudas, errores y carencias y enviar un mensaje de fortaleza, unidad y futuro. No habría peor error que hacer lo que el enemigo quiere. Votar y votar unidos es la respuesta enérgica para poner la Patria a salvo de los que sueñan con imponer aquí –baño de sangre mediante– a políticos al servicio de mafias y lobbys, a imagen y semejanza de los que controlan Miami y controlaron Cuba hasta 1958. Por Cuba y contra eso votaremos el 26″ de marzo, escribió el diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista.

Cómo se elige al presidente de Cuba

La importancia de estas elecciones radica en lo que viene después. La Asamblea Nacional que resulte deberá elegir a los miembros del Consejo de Estado, máximo órgano de la nomenclatura cubana y que representa a la Asamblea Nacional cuando no está reunida en plenaria.

“Además, la Asamblea Nacional elegirá al presidente de la República de una candidatura nacional donde puede haber un solo candidato, como ocurrió hace cinco años”, explicó Fernández.

Miguel Diaz-Canel  será reelecto por la nueva Asamblea Nacional (Foto; Presidencia cubana, vía Reuters)
Miguel Diaz-Canel será reelecto por la nueva Asamblea Nacional (Foto; Presidencia cubana, vía Reuters)Por: via REUTERS

Se descuenta que Miguel Díaz-Canel, electo en 2018 en reemplazo de Raúl Castro, será elegido por otros cinco años en la presidencia de la isla. Esta será una de las primeras decisiones que debe adoptar el nuevo órgano legislativo.

El abstencionismo crece bajo la mano del descontento popular

Estas elecciones actuarán como un verdadero plebiscito de la Revolución, a un año y medio de las protestas del 11 y 12 de julio de 2021 que dejaron cientos de manifestantes detenidos y condenados.

No hay candidatos opositores. En teoría, los disidentes o independientes pueden llegar al Parlamento si son elegidos en elecciones locales y luego son nombrados por la legislatura municipal para ser candidatos a la Asamblea Nacional, algo en la práctica muy lejano. En ese marco, los cubanos están encontrando en el abstencionismo su manera de protestar.

Una postal de La Habana Vieja con un retrato de Fidel Castro (Foto de archivo: EFE)
Una postal de La Habana Vieja con un retrato de Fidel Castro (Foto de archivo: EFE)

“Va a haber abstencionismo, no sé cuán grande, pero va a haber por la enorme decepción con el sistema”, dijo a TN el coordinador de la plataforma disidente Archipiélago, Daniel Triana. Sin embargo, el activista admitió que “muchos irán a votar por inercia. No ir a votar es como marcarse públicamente y mucha gente va a concurrir para evitarse un problema”, indicó.

Pero muchos otros irán a votar porque hay un sector de la población que respalda a la Revolución, aunque en un país como Cuba este apoyo es muy difícil de dimensionar por distintos factores como el temor a ser marcado como disidente, la conveniencia o el apego a ciertos privilegios. Ese respaldo se observa más en las viejas generaciones.

Los índices de abstención vienen creciendo en forma sistemática en la última década tras la muerte de Fidel Castro en 2013. Mientras el líder histórico de la Revolución estuvo vivo, la participación superó siempre el 90%. Pero el abstencionismo creció al 14% en las elecciones parlamentarias de 2018. En el referendo del Código de las Familias en septiembre pasado rozó el 26 % y en los últimos comicios municipales de noviembre superó el 31%.

“Todos los procesos electorales, a partir de este momento, tendrán una abstención creciente hasta que las condiciones económicas, políticas y sociales de Cuba mejoren. Después habrá que ver qué restará de la confianza del pueblo cubano en la política, los políticos y las instituciones”, dijo Julio Antonio Fernández en su diálogo.

Últimas noticias

Alberto Sileoni explica todos los cambios que se vienen en la escuela secundaria

Sileoni se encargó a lo largo de toda la semana de discutir esas posiciones y de explicar, por un...

Más noticias como esta