lunes, junio 17, 2024
13.3 C
San Pedro

Robo en Pérez Millán: «Se quedan sin nietos», nos decían

Tenés que leer..

Lo dijo Evangelina Escalante, la vecina de Pérez MIllán que esta semana sufrió un violento robo. Cinco delincuentes entraron a la casa de su hijo, los amenazaron y ataron. Obligaron a su hijo a llevarlos hasta la casa de sus padres, donde robaron los ahorros de toda la familia y escaparon llevandose al hijo y su auto, que dejaron abandonados a las pocas cuadras.

“Hace treinta horas que no dejo de temblar, de estar shockeada, no puedo descansar, de escuchar continuamente el atropello de personas entrando en mi habitación a las cuatro de la mañana con mi hijo maniatado, apuntándonos con armas así que no sé cuándo voy a lograr poder recuperar mi vida tranquila, creo que no la voy a recuperar más”, expresó Evangelina Escalante en dialogo con la Radio Ramallo tras el violento robo que sufrieron el martes por la madrugada.

“Parece mentira lo que vivimos, agradezco de estar vivos. Nosotros estábamos durmiendo, eran exactamente las 3:56 de la mañana porque tenemos cámaras y vimos la hora exacta, ingresan por la puerta de una galería, al estar cerrada dan la vuelta por la casa de un vecino, tiran a mi hijo atado por un tapial, saltan ellos, ingresan por una puerta de fondo que tengo y los encuentran. Yo sentí ruido, sentí… Pensé que era mi marido que se había levantado al baño, cuando miro estaba mi marido en la cama y sentía ruido, ruido de más de una persona cuando reacciono, empiezan los empujones contra la puerta, contra el ropero, alumbrándonos con linternas, un revolver a los pies de la cama nuestra. En total eran cinco, dos son los que ingresaron con mi hijo a mi domicilio y uno quedó en su vehículo particular, quedaron otros dos en la casa de mi nuera, con mi nuera atada, y mis dos nietitos de cinco años y seis apuntados con un revolver”.

El comienzo de la pesadilla

“Con mi marido nos dormimos… mirando que tenemos un grupo de WhatsApp en la familia y mi nuera nos pasa una fotito de Bautista, de seis años, como jugaba en la cama con su hermana, y te lo juro con la mano en el corazón que agradecíamos todo lo que teníamos, y en horas lo pudimos haber perdido todo. Perdimos lo material, todo, todo, hasta me sacaron todos los anillos, cosas que uno no le da valor, mi alianza de cuando me casé a los 19 años, cintillo, anillitos de mi mamá que la perdí en pandemia, todo, me llevaron todo, todo hasta el bolso de mi trabajo con una agenda, contraseñas de todas mis cosas, las llaves de mi trabajo, cada cosa que busco no la tengo en mi casa porque se lo llevaron”, detalló.

En la continuidad del relato agregó: “Ingresaron por una ventana gracias a Dios mi hijo estaba durmiendo en la habitación de su nena, porque mi nietita y el bebé estaban con la mamá. Irrumpen en la habitación de mi hijo y no entendía nada. De ahí empezaron a pedir plata, les dio lo que tenía, pero le pedían más, le pedían más, le apuntaban a los nenes y se despertaron llorando, mi nietita asustada, el bebé… mi hijo tenía unos ahorros que los tenía yo en mi casa. Entonces mi hijo, obvio dijo tengo unos ahorros, pero están en la casa de mi papá. A su vez, en la habitación donde estaba mi nuera, le pedían lo mismo, dinero, y los nenes apuntados con revólver, haciéndolos que se callen porque lloraban. Mi nuera les dice lo mismo, tenemos unos ahorros que los tiene mi suegro, entonces se comunican entre ellos y dicen, es verdad, vamos para allá. La dejan a mi nuera atada con, encañonada con los chicos y se dirigen con mi hijo atado acá a casa. Así ingresan con él a la habitación, con la oscuridad y las linternas sentíamos «papi dale mis ahorros», «papi dale mis ahorros» y decía «tienen los nenes» y ellos gritaban “les matamos los nietos, les hacemos boletas a los nietos, se los matamos, se quedan sin nietos” nos decían. Les di lo de mi hijo, les di lo que tenía, dólares tenía. Tengo la fotocopia de todos los dólares que tenía la procedencia, cómo los tenía en mi poder, era todo legal eso lo tiene la comisaría. Soy una trabajadora, 26 años trabajando en la delegación municipal, mi lema es trabajar, ahorrar y no pedirle nada a nadie, y de un momento a otro te llevan todo” dijo.

En el tramo final de la entrevista, la mujer contó una situación que le llamó la atención: “una cosa que me gustaría comentar, que me llama mucho la atención, uno de los oficiales, cuando estábamos en la casa de mi hijo, que fuimos después del suceso, fuimos ahí, fuimos a la comisaría, después se acercan de la comisaría a la casa de mi hijo, que estábamos todos juntos, dijo que habían ido a pedir combustible el día anterior y no les habían dado porque no tenían, que sí tenían que perseguir a alguien no tenían combustible. Yo estoy segura que el patrullero estaba sin combustible” manifestó. (https://info3407.com.ar/)

Últimas noticias

Alberto Sileoni explica todos los cambios que se vienen en la escuela secundaria

Sileoni se encargó a lo largo de toda la semana de discutir esas posiciones y de explicar, por un...

Más noticias como esta