domingo, mayo 19, 2024
8.3 C
San Pedro

Martín Demichelis, un técnico que vuelve a quedar bajo la lupa en River tras la derrota con Boca

Tenés que leer..

Martín Demichelis, un técnico que vuelve a quedar bajo la lupa en River tras la derrota con Boca

La Copa de la Liga se convirtió en una herida profunda para River y, en particular, para su director técnico Martín Demichelis. Para clasificarse a los playoffs tuvo que adentrarse hasta el segundo tiempo de la última fecha de la etapa regular ante Instituto: un iluminado Facundo Colidio, con un triplete, ofreció la luz, el pase, el primer puesto y un cambio de atmósfera.

Pero en Núñez la energía muta de un juego a otro y hasta dentro del mismo encuentro: el superclásico fue una muestra de esos subidones y bajonesque enseña una estructura que cuando manda y domina minimiza al rival y entusiasma con la gloria, pero que si deja de marcar el pulso se desnuda, se llena de errores y languidece. Para el entrenador, no lograr una estabilidad futbolística, un rendimiento colectivo que robustezca la idea para no depender del genio de las individualidades sigue como materia pendiente. La eliminación ante Boca tuvo múltiples picos de emoción, los mismos estados que manifestó con los gestos Demichelis.

El abrazo con Miguel Borja, autor del gol de River; el colombiano se recuperó de una lesión en el isquiotibial izquierdo y el entrenador lo alistó entre los titulares
El abrazo con Miguel Borja, autor del gol de River; el colombiano se recuperó de una lesión en el isquiotibial izquierdo y el entrenador lo alistó entre los titularesMarcelo Manera

Una eliminación directa siempre deja secuelas y River, que logró ponerse el frente en el resultado no tuvo inteligencia ni carácter para redondear la clasificación. Errores que se repiten, como una defensa que no ofrece garantías principalmente desde sus laterales, sumó el escaso dominio en la zona de volantes, que suele ser una fortaleza. Los retoques que eligió Demichelis no repercutieron en el desarrollo y la frustración envolvió a todos. “Creo que hicimos un buen primer tiempo, arrancamos mejor que el rival. Hasta el tiro libre que ejecutó Zenón, no nos generaron riesgo. Encontramos espacios y mecanismos, éramos dominantes, pero los clásicos y en especial el superclásico se vive con muchísimas emociones para bien y para mal”, dijo Demichelis.

Y siguió: “Ellos encontraron el gol en el minuto final del primer tiempo y se pusieron mejor. En el comienzo del segundo tiempo con la jugada del gol anulado ellos salieron fortalecidos mentalmente o emocionalmente, nos llegó el 2-1 en una jugada que no pudimos rechazar y aunque tuvimos rebeldía y actitud para ir adelante no nos alcanzó. El segundo tiempo se hizo muy cortado, no hubo dos o tres minutos de fluidez y eso nos perjudica”, apuntó el entrenador de River en la conferencia de prensa, minutos después de visitar el vestuario de los árbitros.

El saludo con Diego Martínez, el director técnico de Boca, antes del comienzo del partido; después del pasado superclásico en el Monumental se generaron algunas rispideces con las declaraciones de Demichelis por el planteo de los xeneizes
El saludo con Diego Martínez, el director técnico de Boca, antes del comienzo del partido; después del pasado superclásico en el Monumental se generaron algunas rispideces con las declaraciones de Demichelis por el planteo de los xeneizes Marcelo Manera

Con el juez Yael Falcón Pérez mantuvo un breve contacto en el campo de juego y más tarde volvió a dialogar, aunque en la charla con los medios desestimó que se trate de alguna queja, reclamo por la acción que desde el VAR se invalidó el gol en contra de Cristian Lema, que significaba el 2-1 para River cuando comenzó el segundo tiempo. “Jamás hablé ni voy a hablar de los árbitros. Fui a pedir disculpas, porque al final del partido cualquier de los chicos podría haber dicho algo y nada más. Quería que supiera entender las emociones del partido, pero me dijo que no hubo nada”, pretendió esquivar la respuesta sobre la decisión del VAR -estuvieron Jorge Baliño y Gastón Suárez, reemplazando a Lucas Novelli, designado en primer instancia- de anular la sanción de Falcón Pérez. “No sé, no la vi”, fue la tajante respuesta sobre la polémica que envolvió al juego.

Todas las emociones en Córdoba

De pie y vestido totalmente de negro -camisa, pantalón, saco con el escudo bordado a la altura del corazón, y zapatos-, las manos enlazadas escondidas detrás de la espalda, Demichelis hasta cedió el dominio que avalaban los marcadores en los últimos cruces. Bajo su guía, River tenía dos victorias y un empate contra Boca; el triunfo sobre Rosario Central en el Trofeo de Campeones y el éxito ante Estudiantes, en la Supercopa Argentina, dos chapas que no alcanzan para blindar la aventura. Y el miércoles, en Paraguay, contra Libertad, el conductor tendrá que demostrar capacidad de reacción para que la derrota no modifique la hoja de ruta en la Copa Libertadores, el certamen que en 2023 esmeriló su figura y hasta inicio una relación con tensión. Las críticas para los planteamientos de los juegos, la elección de las piezas, las modificaciones y algunas rispideces que se generaron con caciques como Enzo Pérez poco ayudaron en la construcción de una conexión con los de afuera.

De primero en la zona a eliminado en los cuartos de final, los resultados modifican la atmósfera en River; el miércoles, en Paraguay, el reto de ponerse de pie para encaminar la aventura en la Copa Libertadores
De primero en la zona a eliminado en los cuartos de final, los resultados modifican la atmósfera en River; el miércoles, en Paraguay, el reto de ponerse de pie para encaminar la aventura en la Copa LibertadoresLA NACION/Marcelo Manera

La elección de Colidio para componer la fórmula de ataque con Miguel Borja y relegar a Pablo Solari al banco de los suplentes y la modificación de Claudio Echeverri, en el segundo tiempo, dos situaciones que el entrenador argumentó: “Echeverri estuvo con fiebre hasta anoche, llevaba dos días así. Levantó la mano para ser titular y por eso estuvo desde el arranque. Con los cambios, con Esequiel Barco y Manuel Lanzini, intentamos más ritmo, como con Instituto. Lo fuimos a buscar, pero nos quedamos sin tiempo”, explicó acerca de las sustituciones. La confección de la ofensiva se debió al momento de uno y a la historia del otro: “El sistema que más nos está funcionando es con dos delanteros: Borja [se repuso de una lesión en el isquiotibial izquierdo] es nuestro goleador y Facundo venía de hacer tres goles”.

Llegó envuelto en un aura positiva frente a Boca y hasta con el empuje de ser el mejor equipo de la zona, se marchó rodeado de viejos cuestionamientos y sabiendo que en tres días tendrá el desafío de saltar la valla para darle forma a la proyección de la Copa Libertadores, el trofeo que desvive a los hinchas y que le dejó una espina a Demichelis.

LA NACION

Últimas noticias

Inflación en segundo plano: tras dos años cambia la principal preocupación de los argentinos

Un relevamiento privado reveló el tema que más inquieta a la sociedad actualmente. El proceso de desaceleración inflacionaria que se...

Más noticias como esta