Jordania impone el veto informativo a todo lo relacionado con la crisis en la familia real

La Fiscalía pretende así mantener la confidencialidad de las investigaciones abiertas contra el ex príncipe heredero
Publicado el 07/04/2021 a las 08:43 Hs.

Jordania sigue da un nuevo paso para dejar atrás lo antes posible la crisis abierta por las críticas del ex príncipe heredero Hamza bin Huséin contra las autoridades y, tras la carta de fidelidad a la corona difundida el lunes, el fiscal general de Amán, Hasán al-Abdalat, prohibió la publicación de más información sobre el caso. «Con el fin de respetar el secreto de la investigación de los servicios de seguridad sobre el príncipe Hamza y otros, se prohíbe la publicación de todo lo relacionado con esta investigación desde este momento», informó el fiscal en un comunicado en el que especificó que «la prohibición de publicación concierne a todos los medios audiovisuales y redes sociales, así como a las imágenes o videos relacionados con este tema, bajo pena de enjuiciamiento penal».

La decisión de la justicia se produce después de 72 horas marcadas por el pulso entre Hamza y su hermanastro, el rey Abdalá. Esta rivalidad, creciente desde que en 2004 el rey decidiera sustituirle por su hijo en la vía sucesoria al trono, se ha trasladado también a las redes sociales donde hay un debate abierto entre partidarios de uno y de otro. La decisión de la fiscalía busca zanjar lo antes posible este debate.

Los problemas en la familia real salieron a la luz el sábado, cuando Hamza denunció en un vídeo que envió a la cadena BBC que estaba bajo «arresto domiciliario» y acusó a las autoridades de «corrupción» e «incompetencia». 24 horas después, el viceprimer ministro, Ayman Safadi, acusó al príncipe de «actividades» contra el reino y anunció la detención de varias personalidades, entre ellas Basem Awadalá, antiguo asesor del rey, por «razones de seguridad». La acusación fue grave ya que, según las fuerzas de seguridad, Hamza formaba parte de un grupo de altos cargos que tuvieron «contactos con fuerzas extranjeras» con el objetivo de «incitar a actividades destinadas a socavar la seguridad nacional».

El lunes a primera hora, se difundió un nuevo audio de Hamza en el que negaba su participación en complot alguno y señalaba que no pensaba respetar las prohibiciones que le habían impuesto. Poco después, sin embargo, la Casa Real difundió una carta en la que el ex heredero, de 41 años, confesaba que «sigo siendo fiel a la herencia de mis antepasados y apoyaré siempre al rey y al príncipe heredero». Este cambio de actitud se produjo tras la mediación del príncipe Hasan, hermano del difunto rey Huséin y tío del actual monarca.

Mikel Ayestaran / Jerusalén

Fuente:abc.es